Economía

Marcos de Quinto bate el récord de patrimonio en el Congreso: 41 millones

logo
Marcos de Quinto bate el récord de patrimonio en el Congreso: 41 millones
Villegas, Garrido, De Quinto y Villacís, en la conferencia de Rivera.

Villegas, Garrido, De Quinto y Villacís, en una conferencia de Rivera. EFE

Resumen:

Marcos de Quinto tiene en casa un Excel en el que está calculando todo su patrimonio. El que fuera uno de los fichajes estrella de Ciudadanos para las elecciones del 28-A y número dos de Albert Rivera por Madrid, debe presentar en el Congreso de los Diputados antes del día 20 de mayo su declaración de bienes. Reconoce que la suya será, seguramente, la más elevada de los 350 diputados que estrenan la nueva legislatura, la número 13. La cifra total de su patrimonio rondará los 41 millones de euros, según ha podido saber El Independiente.

“Es complicado de decir una cifra exacta porque tengo que calcular el cambio del dólar y del yen de algunas inversiones y el valor de las acciones fluctúa según el día”, responde De Quinto al preguntarle por la cantidad que incluirá en el formulario oficial.  “No tengo inconveniente en ser transparente porque todo lo que tengo lo he ganado honradamente tras 37 años trabajando en una multinacional”, afirma el ex vicepresidente mundial de Coca-Cola . Y añade: “Creo, de hecho, que los diputados deberíamos ser más transparentes y no solo presentar la declaración de bienes, por qué no depositar también la declaración de la renta y demás información para ver quién y cómo le han dado a cada uno los créditos para sus chalés”.

“Todas mis casas están y han estado siempre a mi nombre”, apunta el diputado. “No tengo ni sociedades, ni sicavs, ni dinero en Suiza, ni nada de eso”

En la declaración de bienes de De Quinto, pendiente todavía de registrarla en el Congreso de los Diputados, entre sus ahorros incluirá su portfolio de acciones y fondos de inversión, así como las cinco viviendas de lujo de las que es propietario: su residencia principal en las afueras de Madrid, otra residencia de verano en la playa española, una finca en Cuenca y dos casas en el extranjero (una en Lisboa y otra en Nueva York). “Todas mis casas están y han estado siempre a mi nombre”, apunta. “No tengo ni sociedades interpuestas, ni sicavs, ni dinero en Suiza, ni nada de eso. Ya me gustaría que aquellos que me critican hubieran pagado tantos impuestos en España como he pagado yo. No me quejo, si pago mucho es porque también lo he ganado”.

Una fortuna que no cabe en cinco folios

El ex ejecutivo de 60 años, que ha vivido en los últimos años entre Madrid, Nueva York y Lisboa, reconoce tener una cuenta en un banco norteamericano y otra en una entidad portuguesa “para domiciliar los gastos fijos de mis residencias allí”. Y presume de conservar “con orgullo” todas las declaraciones de la renta desde que empezó a trabajar hace 37 años.

Es probable que se le queden pequeños a Marcos de Quinto los cinco folios previstos para la declaración de bienes previsto por el formulario oficial, que la Cámara instauró en julio de 2011 apoyado por todos los grupos parlamentarios que introdujo en la ley que “los diputados y senadores han de ser ejemplo de rigor y transparencia”. Sus señorías deben rellenarlos cada vez que un diputado toma su acta o cambia su situación patrimonial, haciendo constar todos los ingresos del año anterior y sus bienes, pero la brevedad del informe no está pensada para un alto ejecutivo. En las cuatro líneas en las que el formulario deja espacio para “vehículos, embarcaciones y naves” difícilmente cabrá, por ejemplo, la colección de coches de alta gama de Marcos de Quinto, gran aficionado a los rallies.

Marcos De Quinto, que cobraba más de 7 millones en Coca-Cola y no sabe su nuevo sueldo: “Ni lo he preguntado”, afirma

El ex vicepresidente mundial de Coca-Cola ni siquiera sabe cuál va a ser su nuevo sueldo como diputado: “Ni lo he preguntado”, afirma con soltura. Desconoce el ejecutivo que el mínimo mensual estipulado para los parlamentarios es de 3.800 euros, que se le domiciliarán tras acreditarse y jurar o prometer el cargo. No le da importancia a la cifra, muy lejos de los más de 7 millones de euros anuales que percibía cuando era uno de los máximos directivos de Coca-Cola. No oculta que el tren de vida al que está habituado no lo cubre su nueva nómina de diputado:”Durante estos años que me dedique a la política tengo asumido que viviré de mis ahorros, porque estoy renunciando a todos los demás ingresos”.

“Estoy orgulloso y encantado de ser transparente con mi patrimonio porque cuando uno ha ganado dinero con esfuerzo y honradez no tiene por qué no estarlo”, añade. Aunque es consciente de que la cifra de los 41 millones de euros creará polémica. Reconoce que puede que su declaración de bienes vaya a ser la más alta de la Cámara, pero apunta que seguramente sea también el que más dinero está renunciando por estar ahí. “Cuando dentro de unos años deje la política, porque yo aquí estoy de paso, lo que tengo claro es que mi declaración de patrimonio será inferior a la actual, porque a mí este trabajo me cuesta dinero. Lo hago por vocación de servicio público y muy ilusionado, pero salta la vista que no estoy aquí por interés personal. A ver cuántos pueden decir lo mismo”.