Economía | Empresas

Repsol se dispara como eléctrica: gana 600 clientes de luz al día y roza ya los 900.000

El grupo refuerza su apuesta por la producción de electricidad con renovables sumando tres nuevos proyectos eólicos y fotovoltaicos en España en los que invertirá 700 millones.

logo
Repsol se dispara como eléctrica: gana 600 clientes de luz al día y roza ya los 900.000
Sede central de la petrolera Repsol en Madrid.

Sede central de la petrolera Repsol en Madrid. Repsol

Resumen:

Repsol ya no es sólo una petrolera. Desde finales del año pasado es también una compañía eléctrica tras la adquisición de gran parte de los activos de Viesgo. Y, además, es la única de las grandes eléctricas que crecen con fuerza en la captación de nuevos clientes, mientras los gigantes del sector pierden usuarios.

Con la compra de Viesgo, que se hizo efectiva el pasado noviembre, Repsol se estrenaba en la comercialización de luz y gas a hogares y a empresas heredando una cartera de 748.000 clientes. El grupo dirigido por Josu Jon Imaz cuenta actualmente con 890.000 usuarios de electricidad y de gas, tras sumar en apenas ocho meses más de 142.000 contratos, un 19% más.

La petrolera, que explota este casi recién estrenado negocio a través de su nueva filial Repsol Electricidad y Gas, está consiguiendo sumar cada día casi 600 nuevos clientes de luz y gas durante los ocho meses transcurridos desde su entrada en el sector. Si mantiene el ritmo, la compañía alcanzará un millón de clientes a finales de este año.

Repsol se ha marcado como objetivo alcanzar los 2,5 millones de clientes de electricidad y de gas en 2025, según se recoge en la última actualización de su plan estratégico. Una hoja de ruta en el que también se consagraba la entrada de la petrolera en la producción de electricidad a través de energías renovables.

Expansión en renovables

Un campo, el de las renovables, en el que Repsol acaba de dar un salto de gigante. La compañía acaba de cerrar acuerdos para desarrollar tres nuevos proyectos renovables en España que sumarán una  capacidad de casi 800 megavatios (MW), y que serán construidos en los próximos cuatro años y operados por su filial eléctrica. La inversión conjunta de los tres proyectos rondará los 700 millones de euros, según apuntan fuentes del sector.

Repsol sumará un parque eólico entre las provincias de Zaragoza y Teruel, con una potencia de 335 MW; otra instalación también eólica entre Palencia y Valladolid, con 255 MW; y una planta fotovoltaica en Cádiz, con una capacidad de 204 MW. El grupo también tiene en cartera un proyecto fotovoltaico de 264 MW en Valdecaballeros (Badajoz) y participa junto a EDP Renovavéis en un parque eólico flotante en la costa de Portugal de 25 MW.

Asimismo, esa nueva Repsol que también es productora de electricidad sumó con la adquisición de Viesgo unos 700 MW de instalaciones de energía hidráulica convencional (tanto centrales de bombeo como de agua fluyente) y dos plantas de gas natural con una capacidad de 1.650 MW.

Con todos los proyectos, los que están en cartera para desarrollarse y los que ya están operativos, Repsol alcanzará el 90% de su objetivo de plantarse en 2025 con 4.500 MW de potencia en instalaciones de generación eléctrica de bajas emisiones (entre las que la compañía incluye no sólo las renovables, también las plantas de ciclo combinado de gas).

Repsol ha estado tanteando en los últimos meses una gran operación corporativa para crecer en renovables por la vía rápida. La compañía participó en el proceso de puja para tomar el control del grupo de renovables X-Elio, pero finalmente desistió de la adquisición por el alto precio que acabaron exigiendo los vendedores. Tras su salida de la operación, el fondo Brookfield ultima la compra del 50% X-Elio por 525 millones, mientras que el otro 50% seguirá en manos de KKR.