Economía

El ascenso del peronismo golpea a las empresas españolas con intereses en Argentina

Prosegur y Prosegur Cash, Codere, NH, BBVA o Telefónica sufren en bolsa el terremoto en los mercados argentinos

logo
El ascenso del peronismo golpea a las empresas españolas con intereses en Argentina
Paneles electrónicos con las cotizaciones en la Bolsa de Buenos Aires.

Paneles electrónicos con las cotizaciones en la Bolsa de Buenos Aires. EFE

Resumen:

El terremoto que recorre los mercados financieros en Argentina tiene réplicas de calado en España. Las empresas españoles con intereses en el país sudamericano observan con inquietud el abismo político que parece volver a abrirse en el país, ante la perspectiva del regreso del peronismo al poder. El histórico desplome del peso argentino este lunes, con su correlato en la bolsa y en la deuda, evidencian a las claras la preocupación de los inversores porque el país se vuelva a sumir en una situación de crisis profunda de consecuencias incalculables.

Estas dudas han dejado este lunes su huella en la cotización de las empresas españoles con mayor presencia en Argentina. Y entre éstas, Prosegur y su participada Prosegur Cash han corrido la peor suerte, al hundirse más de un 11,5 y un 12,5%, respectivamente. Ambas compañías tienen en Argentina uno de sus principales mercados en Latinoamérica, región en la que obtuvieron en el primer semestre en torno al 50 y el 66% de sus ventas, a pesar de haberse contraído su negocio en la región algo más del 4%.

Prosegur y Prosegur Cash caen más del 11,5% y BBVA Banco Francés se hunde más del 40% en el parqué argentino

Todas las empresas españolas con presencia en el país han acusado en los últimos trimestres el golpe de la devaluación del peso, que se ha dejado casi un 70% de su valor en los últimos dos años. Este lunes, la divisa argentina inició la jornada con recortes frente al euro superiores al 20%, para luego mitigarlos ligeramente, al entorno del 17%. Pero el efecto divisa no ha sido, ni mucho menos, la única preocupación para las compañías españolas en el país, que ven como una inflación galopante se traduce en una clara rémora para el consumo y la economía en general.

En esas circunstancias, como Dia o Codere han sufrido caídas de sus ventas en el mercado argentino superiores al 30% en el primer trimestre de 2019, pese a lo cual registraron el país sudamericano un 15 y un 22,5%, respectivamente, de sus ingresos totales. La compañía de juegos y apuestas deportivas padeció este lunes la situación argentina con un tropiezo en bolsa del 6,61%, borrando todas sus ganancias de 2019. Dia, en cambio, escapó a la tormenta y cerró con una leve alza del 0,1%, evidenciando que la preocupación de los inversores en torno a la compañía está orientada hacia los avatares de su reestructuración, más que a la coyuntura del negocio.

Las empresas españolas han sufrido en los últimos meses la caída del peso y el impacto de la inflación sobre el consumo

La tormenta argentina también ha golpeado a alguna de las grandes empresas españolas y entre ellas a BBVA. El banco español se ha dejado en bolsa un 3,61%, mientras veía como su filial argentina, BBVA Banco Francés, se desplomaba más de un 40% a media sesión. La entidad que preside Carlos Torres Vila, que ha visto esfumarse un 16% de su valor en poco más de cinco semanas, suma a sus problemas en España las dificultades en Argentina, una región en la que obtuvo en el primer semestre un resultado atribuido de 110 millones de euros, casi el 5% del total.

La notable presencia de BBVA en el país es el factor determinante de que, según los datos del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), la banca española sea la que cumula una mayor exposición a Argentina en sus balances, un 52% del total de la exposición de la banca internacional al país austral, al cierre del primer trimestre. El BIS valora en 22.083 millones de dólares (19.695 millones de euros) esta exposición de los bancos españoles, una cifra un 21% inferior a la del año anterior.

Telefónica, que registró en Argentina unos ingresos de 1.214 millones de euros, tras recortar su cifra de negocio un 14% hasta junio, cerró la jornada de este lunes con un retroceso del 1,43%, profundizando en su hundimiento reciente, ante los problemas en un mercado que aún supone un 5% de sus ventas. NH Hotels, que cuenta con 15 hoteles en territorio argentino, se dejó en la jornada casi un 4% de su valor, mientras que Mapfre, que ingresó 104,8 millones en primas en el semestre (un 19% menos que el año anterior) cayó un 0,54%.

El último periodo de mandato del peronismo en Argentina, que se extendió de 2003 a 2015, se caracterizó por unas políticas económicas de corte populista poco favorables a los intereses de algunas de las grandes empresas españolas en el país. El caso más significativo de esta política fue la expropiación a Repsol de su negocio argentino YPF. Otras compañías como Codere o Ezentis también protagonizaron sonoros litigios con la Administración argentina en el periodo.