Economía | Empresas

BBVA no planea cobrar por los depósitos pero vigilará lo que haga la competencia

El consejero delegado del banco, Onur Genç, defiende que el escándalo de espionaje de Villarejo no ha afectado ni al negocio a la acción

logo
BBVA no planea cobrar por los depósitos pero vigilará lo que haga la competencia

El presidente de BBVA, Carlos Torres, junto al consejero delegado del banco, Onur Genç, en una foto de archivo. EFE

Resumen:

BBVA tampoco cobrará por los depósitos de los particulares… de momento. La entidad que preside Carlos Torres Vila ha reconocido este jueves que aunque no planea cobrar a los clientes minoristas por sus recursos podría llegar a replantearse su estrategia en función de la evolución de los tipos de interés o de la competencia.

Así lo ha indicado el consejero delegado del banco Onur Genç durante la rueda de prensa posterior a los resultados del tercer trimestre del banco. «Por ahora no está en nuestros planes pero en adelante monitorizaremos la situación en función del entorno de tipos y las dinámicas competitivas», observó el banquero turco, quien recordó que en varios países europeos ya se ha comenzado a extender este fenómeno a algunos depósitos de particulares a partir de determinados niveles.

La entidad se sitúa así a mitad de camino entre la postura mantenida por Sabadell, que señaló que el cobro por depósitos era «casi inevitable» o posturas más tajantes en contra como la defendida este miércoles por Bankinter.

BBVA afirma que su foco está en el crecimiento orgánico pero no descarta analizar fusiones

La posibilidad de cobrar por los depósitos se ha convertido en una de las cuestiones clave durante la actual ronda de resultados bancarios, aunque el consejero delegado de BBVA también ha tenido que lidiar con una larga batería de preguntas sobre el escándalo de espionaje del excomisario José Manuel Villarejo, por el que la entidad está actualmente imputada.

Genç ha tratado de zanjar este tema asegurando que están trabajando de forma activa con la Justicia para esclarecer las posibles responsabilidades y recalcando que hasta la fecha no han notado impacto alguno en el negocio ni en la actitud de los inversores hacia el banco.

De hecho, el consejero delegado de la entidad, que en el anterior trimestre reconoció un impacto reputacional por el caso en esta ocasión ha matizado que este efecto es difícil de medir y poco evidente.

BBVA cerró los nueve primeros meses de 2019 con un beneficio atribuido de 3.667 millones de euros, un 15,2% menos que en el mismo periodo del año anterior, a causa de que en 2018 se anotó un ingreso extraordinario por la venta de su filial en Chile.

En este periodo, México se ha consolidado como el principal mercado del banco, generando más del 43% del beneficio, mientras que España aparece como la segunda región, con un 23,4% del total, tras reducir sus ganancias un 2,5%.

España y Turquía

En el mercado nacional, Genç defendió que existen importantes oportunidades de crecimiento orgánico y resaltó el impulso que han tenido áreas como la de crédito al consumo o a empresas. «En las áreas en las que queríamos crecer, estamos creciendo», indicó el consejero delegado de BBVA, quien matizó que la entidad no renuncia a crecer en ningún segmento en concreto, a pesar de la fuerte competencia en precios que afecta a negocios como el de las hipotecas.

El directivo se ha mostrado confiado en que España mantendrá un peso similar al actual en los resultados del banco en los próximos ejercicios y descartó llevar a cabo un ERE, aunque reconoció que el banco sigue trabajando en la optimización de su estructura y sus costes.

Descarta realizar un ERE en España aunque seguirá con el ajuste de sus estructuras

Respecto a la posibilidad de llevar a cabo alguna fusión, Genç señaló que el foco del banco está en crecer de forma orgánica, pero que están dispuestos a analizar cualquier oportunidad.

El banquero turco también se refirió a la situación política española, observando que «nos gustaría que España tuviese un gobierno estable, para evitar incertidumbres en la política económica». En su opinión «una mayor estabilidad política y económica» es necesaria para que el país pueda mantener las sólidas tasas de crecimiento registradas en los últimos años.

Genç también se refirió a su país de origen, Turquía, que se ha convertido en los últimos tiempos en un quebradero de cabeza para el banco, por su elevada inestabilidad política. BBVA, que está presente en este mercado a través de Garanti, del que controla un 49,8% de las acciones, obtuvo allí un beneficio de 380 millones de euros (un 8,3% del total), un 21,5% menos que en el mismo periodo del año anterior, por la devaluación de la lira y el incremento de las provisiones.

En cualquier caso, el consejero delegado del banco aseguró que se sienten cómodos con su presencia en este mercado y que ven síntomas de una mejora de las condiciones económicas. «Somos optimistas en Turquía», corroboró Genç.