Economía | Empresas

Repsol sacude el negocio en España de luz con casi un millón de clientes: capta 600 al día durante un año

logo
Repsol sacude el negocio en España de luz con casi un millón de clientes: capta 600 al día durante un año
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz,

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, repsol

Resumen:

Repsol ya no es sólo una petrolera. Desde hace un año también es una eléctrica y su entrada en el negocio de la luz y gas ha supuesto una sacudida para el sector. Desde su desembarco es, con mucho, la eléctrica que más crece en los negocios de luz y gas en España.

Repsol se estrenó como comercializadora de luz y gas a hogares y empresas el 2 de noviembre de 2018, hace justo un año. Lo hizo tras cerrar la adquisición de gran parte de los activos de Viesgo. Una compra con la que heredó una cartera de 748.000 clientes de luz y gas natural. Desde entonces esa cifra no ha dejado de crecer.

La compañía, que explota este casi recién estrenado negocio a través de su nueva filial Repsol Electricidad y Gas, cuenta ahora con 965.000 clientes. Ha sumado en este año 217.000 nuevos clientes, a razón de casi 600 cada uno de los días (595, en concreto). En los últimos meses, Repsol es la única de las grandes eléctricas que crecen con fuerza en la captación de nuevos clientes, mientras los gigantes del sector pierden usuarios.

Repsol alcanzó los 800.000 clientes de luz y gas el pasado 12 de febrero, superó los 900.000 usuarios el 20 de julio y aspira a alcanzar el millón de clientes en dos o tres meses. Si mantiene el ritmo de crecimiento sostenido hasta ahora lo conseguirá antes de acabar el año. Para conseguirlo la compañía se está apoyando de manera muy activa en un doble canal de venta particular.

Por un lado, su enorme red de gasolineras repartidas por toda España. El grupo aprovecha su red de 3.350 estaciones de servicio en toda España para sumar clientes eléctricos ofreciendo descuentos al llenar el depósito de combustible e incluso ha lanzado campañas específicas de promociones para reforzar su ofensiva comercial.

Repsol cuenta con cerca de un millón de clientes diarios que pasan por su red de gasolineras. La compañía siempre ha subrayado que quiere aprovecharlo para explotar sinergias, y utiliza sus estaciones de servicio para iniciar el proceso de captación de usuarios (el contrato de su comercializadora eléctrica y gasista no se puede formalizar en la propia gasolinera, pero sí dejar los datos para que se la compañía se ponga en contacto con el usuario).

Por otro lado, Repsol ha encontrado otro puntal para crecer en el negocio eléctrico en su alianza con El Corte Inglés. El pasado marzo ambos grupos sellaron el acuerdo para que los clientes de la cadena de distribución puedan contratar electricidad y gas en sus propios establecimientos. La alianza arrancó entonces con tres centros de El Corte Inglés en Madrid, ahora ya van por los 39 en toda España.

La petrolera se ha marcado como objetivo alcanzar los 2,5 millones de clientes de electricidad y de gas en 2025, según la última actualización de su plan estratégico. Una hoja de ruta en el que también se consagraba la entrada de la petrolera en la producción de electricidad a través de energías renovables.

Expansión en renovables

Repsol presume también de estar dando saltos de gigante en la generación con renovables. La compañía cerró acuerdos el pasado verano para desarrollar tres nuevos proyectos renovables en España que sumarán una  capacidad de casi 800 megavatios (MW), y que serán construidos en los próximos cuatro años y operados por su filial eléctrica. La inversión conjunta de los tres proyectos rondará los 700 millones de euros, según apuntan fuentes del sector.

Repsol sumará un parque eólico entre las provincias de Zaragoza y Teruel, con una potencia de 335 MW; otra instalación también eólica entre Palencia y Valladolid, con 255 MW; y una planta fotovoltaica en Cádiz, con una capacidad de 204 MW. El grupo también tiene en cartera un proyecto fotovoltaico de 264 MW en Valdecaballeros (Badajoz) y participa junto a EDP Renovavéis en un parque eólico flotante en la costa de Portugal de 25 MW.

Asimismo, esa nueva Repsol que también es productora de electricidad sumó con la adquisición de Viesgo unos 700 MW de instalaciones de energía hidráulica convencional (tanto centrales de bombeo como de agua fluyente) y dos plantas de gas natural con una capacidad de 1.650 MW. La compañía ya ha creado una filial, Repsol Renovables, para gestionar su expansión en este campo.

Con todos los proyectos, los que están en cartera para desarrollarse y los que ya están operativos, Repsol alcanzará el 90% de su objetivo de plantarse en 2025 con 4.500 MW de potencia en instalaciones de generación eléctrica de bajas emisiones (entre las que la compañía incluye no sólo las renovables, también las plantas de ciclo combinado de gas).