Economía | Empresas

El mapa de las eléctricas: así se reparten el negocio de la luz por toda España

logo
El mapa de las eléctricas: así se reparten el negocio de la luz por toda España

Imagen por satélite de la Península Ibérica

Resumen:

En España hay más de 29 millones de clientes de electricidad. Un gran negocio el de la luz que está partido en dos. Para los pequeños consumidores –la inmensa mayoría, más de 28 millones- es un mercado dual, en el que existe una tarifa regulada (en la que casi la mitad del recibo se fija cada hora por los vaivenes del mercado eléctrico) y tarifas del mercado libre (con las que las compañías fijan un precio que los clientes aceptan libremente, y que casi siempre es más caro).

En la tarifa regulada, denominada oficialmente Precio Voluntario del Pequeño Consumidor (PVPC), a finales del año pasado quedaban más de 11,2 millones de clientes, tras perder tres millones de usuarios en cuatro años. Los del mercado libre sumaban 18,45 millones de clientes -sumando los domésticos, las pymes y los industriales- y tras captar 3,3 millones nuevos puntos de suministro desde 2014, según los registros de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

La tarifa regulada están obligadas a ofrecerla las cinco grandes eléctricas: Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y ahora también Repsol, desde que compró gran parte de los negocios de Viesgo. Entre todas se reparten el pastel, pero la mayor eléctrica en este segmento es, con mucho, Endesa, que controla cinco de los once millones de clientes (frente a los menos de 3,5 millones de PVPC de Iberdrola y los 2,3 millones de Naturgy).

Las eléctricas tratan de llevarse a los usuarios al mercado libre, porque les resulta más rentable, y es en ese negocio en que las compañías pelean a brazo partido. Las cinco grandes siguen controlando el 86,5% del total de clientes del mercado libre. Y eso que han perdido peso en los últimos años (en 2014 la cuota de las cinco rozaba el 91%) por el crecimiento de las pequeñas comercializadoras de electricidad, que suman ya más de 2,4 millones en toda España.

En el mercado libre, la mayor eléctrica es Iberdrola, con 6,63 millones de clientes al cierre del año pasado (un 36,6% del total). Le siguen Endesa, con 5,37 millones de contratos (con una cuota del 29,6%; Naturgy, con 2,28 millones de clientes (1,6%); EDP, con casi 932.300 clientes (5,1%); y Repsol, con algo más de 475.000 clientes en diciembre (2,6%). Los dos centenares de pequeñas eléctricas contaban entonces con 2,44 millones de usuarios y ya con una cuota del 13,5% del negocio.

Pero el peso de cada una de las grandes compañías energéticas en el mercado libre es muy diferente en las diferentes regiones de España. Las eléctricas se reparten de manera muy desigual el mercado en función de la provincia. Iberdrola es líder en 23 provincias españolas, Endesa es la mayor compañía en 19 provincias, Naturgy lidera el mercado en cinco provincias, mientras que EDP y Repsol están en cabeza cada una en una provincia [Ver mapa interactivo].

Y en las provincias en que mandan, la eléctrica de turno suele tener un control abrumador del mercado. Iberdrola es líder en el País Vasco, Navarra, La Rioja, casi toda Castilla y León y casi toda Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia… Y en todas las provincias tiene cuotas que superan la mitad del mercado, y en muchos de los casos supera el 60%, el 70% e incluso está por encima del 80% (como en Murcia o Salamanca).

Endesa tiene una posición de control en Cataluña, Aragón, toda Andalucía, Baleares y Canarias. E igualmente tiene cuotas muy elevadas en algunas de las provincias en que es la mayor compañía, superando el 70% en las dos provincias Canarias, Baleares o Tarragona, y el 60% en la tres provincias aragonesas, en la mitad de las andaluzas o en Barcelona. Caso particular es el de Ceuta, donde Endesa controla un 99,6% de los clientes del mercado libre.

Y las otras dos grandes, que están muy lejos de las magnitudes de los gigantes del podio eléctrico español, mantienen su posición de liderazgo en sus feudos tradicionales. EDP es la mayor eléctrica en Asturias, con una cuota del 76,7% y Repsol heredó el control como primera compañía en Asturias, con más del 46% del mercado libre. La sociedad Teramelcor es la mayor compañía en la ciudad autónoma de Melilla, con un control casi total que eleva al elevar su cuota de mercado por encima del 95%.