Economía | Empresas

Las grandes empresas pagan un 7,7% por Impuesto de Sociedades y las pequeñas un 18,37%

logo
Las grandes empresas pagan un 7,7% por Impuesto de Sociedades y las pequeñas un 18,37%
Delegación de la Agencia Tributaria.

Delegación de la Agencia Tributaria. EFE

Resumen:

Las grandes empresas tributaron a un tipo efectivo sobre el resultado contable en el Impuesto de Sociedades del 7,7% en el año 2017, casi dos décimas menos que el ejercicio anterior, mientras que las medianas empresas lo hicieron al 14,07% y las pequeñas al 18,37%, lo que supone un 0,4% más y un 0,4% menos, respectivamente. De esta forma, la media total se situó en el 10,73%, frente al 10,46% del año previo.

Así se desprende de las cuentas anuales consolidadas del Impuesto sobre Sociedades, una nueva estadística publicada este martes por la Agencia Tributaria, que contiene la información consolidada de las empresas individuales no integradas en grupos, que declaran en el modelo 200, y los grupos consolidados, que lo hacen en el modelo 220.

La estadística refleja que las grandes empresas pagaron un tipo efectivo del 7,7% en el Impuesto de Sociedades, si bien con notables diferencias dentro de las mismas, ya que aquellas con más de 5.000 trabajadores pagaron solo un tipo del 4,59%, por debajo de aquellas con entre 2.500 y 5.000 (8,35%), entre 1.000 y 2.500 (7,85%) entre 500 y 1.000 (11,52%) y entre 250 y 500 empleados (15,59%).

El tipo efectivo del 7,7% que pagan las grandes empresas está muy por debajo de lo que pagan el resto de empresas, ya que las medianas empresas abonan casi el doble, con un tipo del 14,07%, las pequeñas empresas del 18,37% y las microempresas del 14,71%. Por su parte, las empresas sin asalariados pagan un tipo efectivo del 9,01%.

Este es el tipo que pagaron teniendo en cuenta los beneficios, pero adoptando la base imponible, las grandes empresas pagaron un 19,93%, también por debajo de lo que pagaron las empresas de mediano tamaño (21,55%), las pequeñas empresas (23,15%) y las microempresas (22,99%).

Como media, las empresas españolas pagaron en el ejercicio 2017 un tipo efectivo del 10,73% sobre el beneficio, un porcentaje que se eleva al 21,59% si se extrapola a la base imponible.

El Gobierno de Pedro Sánchez anunció hace meses su intención de fijar un tipo mínimo del 15% en Sociedades a partir del cual no se podrán aplicar deducciones dirigido a «grandes corporaciones» y que no afectará a pequeñas y medianas empresas, si bien el ‘no’ a su proyecto presupuestario y la repetición de elecciones aplazaron la decisión, que podría retomarse de nuevo si finalmente se forma Ejecutivo tras el anuncio de preacuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

Los bancos, sólo un 4,52%

Por tipo de empresa, las 203 entidades de crédito (bancos) pagaron un tipo efectivo del 4,52% sobre el beneficio en el Impuesto de Sociedades, frente al 17,83% que abonaron las 282 aseguradoras y el tipo del 11,09% del más de millón y medio de empresas no financieras existentes en España.

Más específicamente por sectores, las empresas de servicios sociales y personales y de ocio son las que pagaron un mayor tipo (16,39%), seguidas por las compañías de comercio y comunicaciones (14,05%), industria, energía y agricultura (11,34%), construcción y actividades inmobiliarias (8,57%), y actividades financieras y servicios a empresas (7,65%).

Por cifra de negocios, los tipos efectivos que abonan las empresa van desde el 8,58% que pagan las compañías que facturan hasta 50 millones de euros, hasta el 6,7% que abonan las 201 empresas con una cifra de negocios superior a los 1.000 millones de euros. El tipo más alto lo pagan las compañías con una facturación de entre cuatro millones y cinco millones de euros, con un tipo del 19,92%.

La estadística refleja que el tipo efectivo sobre los beneficios para el total de empresas es del 10,73%, con diferencias significativas entre sociedades.

En cuanto a la dimensión de las empresas por número de trabajadores, el número más numeroso es el de microempresas (722.324), que representan el 46,8% del total de más de 1,5 millones de empresas registradas en España.

A continuación se sitúan las empresas sin asalariados (692.475), equivalentes al 44,9% del total; las pequeñas empresas (119.259), que suponen el 7,7%; las medianas (5.519), el 0,36% del total; y las 3.180 empresas de mayor tamaño, que representan solo el 0,2% del empresariado español.