Cumbre del Clima

Economía | Empresas LA MINISTRA RIBERA REÚNE A TODOS LOS MIEMBROS DE CEOE PARA 'VENDERLES' LA CUMBRE

Iberdrola y Endesa entran como grandes patrocinadores en la Cumbre del Clima

El Gobierno se pone en contacto una a una con grandes empresas para que financien con cerca de 70 millones la cumbre de Naciones Unidas. “Si te llama el presidente del Gobierno es muy difícil decir que no”, reconoce una de las compañías del Ibex.

logo
Iberdrola y Endesa entran como grandes patrocinadores en la Cumbre del Clima
La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el consejero delegado de Endesa, José Bogas.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el consejero delegado de Endesa, José Bogas.

Resumen:

El Gobierno español organiza contrarreloj la XXV Cumbre sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas. Los países anfitriones de las anteriores citas globales -Katowice (Polonia), Bonn (Alemania), Marrakech (Marruecos) y París (Francia)- dispusieron de dos años para preparar la celebración. Madrid lo va a hacer en apenas dos meses, después de que Santiago de Chile renunciara a acoger la cumbre por los disturbios en el país.

El Ejecutivo español aportará créditos por 86 millones de euros vía presupuestos para financiar el cónclave, que se celebrará entre el 2 y el 13 de diciembre en la capital. Según las estimaciones del Ministerio para la Transición Ecológica, las delegaciones de los casi 200 países participantes harán aportaciones que pueden rondar los 17 millones de euros, dejando la factura final en el entorno de los 70 millones de euros.

Una cantidad que el Gobierno de Pedro Sánchez intenta rebajar al máximo consiguiendo que las grandes empresas españoles hagan aportaciones mediante patrocinios. El Ministerio para la Transición Ecológica, comandado por Teresa Ribera, está contactando una a una con grandes compañías nacionales para que hagan aportaciones para financiar la Cumbre sobre el Cambio Climático (COP25).

Las grandes eléctricas harán aportaciones de 2 millones de euros cada una como mecenas

El Ejecutivo ha diseñado un sistema de paquetes predeterminados por importes de patrocinio. Cuatro categorías que se dividen por cantidades en 2 millones de euros (Categoría Diamante), 1 millón de euros, 500.000 euros y 150.000 euros. Los contactos con las compañías arrancaron la semana pasada, y el Gobierno ya ha conseguido que algunos de los grandes grupos españoles comprometan su participación con importes concretos.

Los más rápidos en sumarse a la lista de grandes patrocinadores han sido precisamente las dos mayores grupos energéticos de España. Iberdrola y Endesa –junto a su matriz Enel- se han comprometido ya con el Gobierno a aportar patrocinios del mayor importe previsto, con 2 millones de euros cada una, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras del proceso.

Santander y Sabadell también confirman que serán patrocinadores de la Cumbre de Naciones Unidas, pero evitan desvelar cuál será el montante de su aportación. La otra gran eléctrica española, Naturgy, de momento se está pensando si sumarse a la lista de paganos y, en caso de hacerlo, con qué cuantía. Fuentes empresariales dan por hecho que prácticamente todo el Ibex 35 acabará engrosando el listado.

Telefónica, por su parte, también estará presente pero con una fórmula diferente al puro mecenazgo. La operadora será socio tecnológico de la COP25 y, en lugar de aportar un patrocinio ad hoc, gestionará las telecomunicaciones de la cumbre y atenderá las necesidades especiales de conexión de un cónclave internacional de estas características. El mismo papel que tenía planeado desarrollar en la cumbre en Santiago de Chile.

Santander y Sabadell ya han dado el ‘sí’ a ser patrocinadores, pero no desvelan el importe. Telefónica será socio tecnológico de la COP25

Varias de las compañías que ya han sido contactadas y algunas que, aunque aún no han recibido la llamada del Ejecutivo, dan por hecho que llegará, reconocen que se encuentran en una situación comprometida. Salvo para las más volcadas por vincular su imagen a la energía sostenible y las renovables, a la mayoría de compañías firmar patrocinios millonarios inesperados a estas alturas del ejercicio –con los presupuestos anuales de marketing ya cerrados- les supone un contratiempo. Pero la petición del Gobierno les pone entre la espada y la pared.

“Si te llama el presidente del Gobierno para pedir que financies la cumbre es muy difícil decir que no”, sostienen desde una de las grandes empresas del Ibex. “A estas alturas del año este patrocinio le hace un roto en el presupuesto a cualquier empresas. Pero a todas las que el Ministerio se lo pida directamente acabará figurando en la lista de patrocinadores. Seguro”, apuntan desde otro grupo industrial que aún no ha recibido esa llamada.

El Gobierno trata de convencer a las compañías ofreciéndoles los mayores incentivos fiscales que permite la ley. Unas ventajas fiscales que varían en función del tipo de patrocinio y el tipo de sociedad que lo realiza, pero que con carácter general supone una desgravación fiscal para la compañía por el 90% de la cantidad aportada.

El Gobierno ofrece a las empresas paquetes prefijados para aportar 2 millones, 1 millón, 500.000 o 150.000 €

En paralelo, la ministra Teresa Ribera tiene una cita esta semana con todas las patronales que integran la CEOE para venderles la Cumbre del Clima. Ribera intervendrá este miércoles en la junta de la CEOE -en la que están representadas las más de 200 asociaciones territoriales y sectoriales de la patronal-, según confirman fuentes conocedoras del encuentro. La CEOE ha participado en anteriores Cumbres sobre el Cambio Climático como observador, pero reconoce que «está valorando una participación más activa» aún por definir con detalle en esta cita por celebrarse en Madrid.

A dos semanas de que arranque la cumbre, el montaje en la Feria de Madrid (Ifema) ya comenzó el pasado domingo. La gran cita climática ocupará siete pabellones, con una extensión de 100.000 metros cuadrados, y otros 13.000 metros cuadrados más de salas de convenciones y actividades, tanto en la ‘Zona Azul’, donde se celebrarán las sesiones plenarias, y la ‘Zona Verde’ centrada en la sociedad civil. Además, se celebrarán otras actividades de la sociedad civil, no solo en Ifema sino en otras zonas próximas al Paseo de la Castellana.