Economía | Empresas SE ABRE A VENDER PARTE DEL NEGOCIO EN HISPANOAMÉRICA

Pallete lanza una "nueva Telefónica" para centrarse en Europa y Brasil y replegarse en Latinoamérica

El grupo pone en marcha una reorganización interna total para elevar en 2.000 millones sus ingresos en tres años. Crea nuevas sociedades para unificar los negocios tecnológicos y de infraestructuras, para los que también busca socios.

Telefónica se hunde en mínimos de 15 años en bolsa tras perder 14.500 millones en once meses.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. EFE

Telefónica lanza una revolución interna para reinventarse. El consejo de administración de Telefónica ha aprobado hoy, a propuesta de su presidente ejecutivo, José María Álvarez-Pallete, un nuevo plan de acción con el que quiere transformar la compañía. Se trata de una profunda reorganización interna que cambia la estructura del grupo.

“Estoy hablando de una nueva Telefónica. Una Telefónica preparada para los próximos 100 años”, afirma Álvarez-Pallete. Una revolución que implica concentrar sus esfuerzos en el negocio en cuatro países y que en la práctica anticipa un repliegue en Latinoamérica (en toda la región, menos Brasil).

La reorganización tiene como bases fundamentales focalizar la inversión y crecimiento en los cuatro mercados más importantes de la compañía: España, Brasil, Alemania y Reino Unido; la segregación y unificación en una nueva sociedad de todos los negocios en Latinoamérica (salvo Brasil) para la que busca socios y alianzas; la creación de Telefónica Tech para concentrar todos los negocios digitales; la constitución de Telefónica Infra, en la que integrará todas las redes e infraestructuras; y la puesta en marcha de un nuevo modelo organizativo y una nueva estructura directiva para ganar agilidad.

«Todas las opciones en Latinoamérica están abiertas. Si eso significa reducir presencia, la reduciremos»

Telefónica lanza una reorganización total que permitirá al grupo, entre otros efectos, generar más de 2.000 millones de euros adicionales en ingresos y dos puntos porcentajes de mejora de la rentabilidad (medida en margen de flujo de caja operativo) en 2022, especialmente gracias al impulso de los negocios digitales.

El consejo de administración de Telefónica lo ha aprobado en una reunión especial. Especial por su duración: repartido en una doble reunión entre ayer y hoy. Y especial por el lugar de celebración: en Barcelona, en lugar del tradicional encuentro en la sede central de Las Tablas, en Madrid.

El foco, sólo en Europa y Brasil

Telefónica quiere priorizar los negocios en los que hoy ya son sus grandes mercados: España, Brasil, Alemania y Reino Unido, donde el grupo concentra el 63% de todos sus accesos (con un total de 218,1 millones) y el 80% de ingresos, del resultado operativo y flujo de caja operativo. Y será en estos cuatro países donde concentrará el grueso de sus inversiones y donde se volcarán los mayores esfuerzos en mejorar la oferta.

“En definitiva, concentrar los recursos en los mercados de más valor”, subraya la operadora en un comunicado. “Se priorizará también la inversión para la modernización y despliegue de la red, así como para la digitalización de la compañía, que permita mejorar el servicio y la atención a los clientes y capturar eficiencia”.

Bajo la dependencia del consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, se mantiene a los actuales cuatro responsables de estos mercados: Emilio Gayo (España), Christian Gebara (Brasil), Mark Evans (Reino Unido) y Markus Haas (Alemania).

Busca socios para Latam

En paralelo, Telefónica segrega y unifica en una nueva división todos sus negocios en Latinoamérica donde hoy opera, todos salvo los de Brasil. “La historia de nuestra compañía no se entiende sin la apuesta desde hace 30 años por Latinoamérica, que ha hecho de Telefónica una compañía mejor. Siempre hemos mostrado un fuerte compromiso por la región, incluso en sus momentos más difíciles”, recuerda Álvarez-Pallete.

El grupo también abrirá a nuevos socios el capital de las filiales de negocio digital e infraestructuras

“Nuestras operaciones en Latinoamérica eran hasta hace unos años el motor de crecimiento de la compañía. Sin embargo, las condiciones particulares en estos mercados han impactado en la evolución de los negocios, mermando su contribución”, ha apuntado el presidente.

Telefónica crea una unidad que contará con un equipo de gestión específico y diferencial al del resto del Grupo, que tendrá como objetivo fundamental la “atracción de inversores y la obtención de potenciales sinergias con otros agentes de los mercados”. “Si eso significa reducir nuestra exposición a Latinoamérica, la reduciremos”, ha sentenciado Pallete. «Todas las opciones están abiertas. Sentimos que hay que cambiar. si no hacemos nada, el modelo se agota».

Con este spin-off operativo (así lo denomina el grupo), Telefónica inicia una revisión estratégica de su portafolio en Hispam con el doble objetivo de modular la exposición a la región y buscar fórmulas para  maximizar su valor con crecimiento y posibles operaciones corporativas.  Esta unidad estará liderada por Alfonso Gómez, actual responsable hasta ahora Hispam Norte, que reportará directamente a la Dirección General de Finanzas y Control de Gestión, liderada por Laura Abasolo.

Inversores para Telefónica Tech y Telefónica Infra

Telefónica ha acordado también la creación de Telefónica Tech, una nueva división que aglutinará los negocios digitales (ciberseguridad, IoT/Big Data y cloud) para ofrecer servicios a empresas de cara a su transformación digital. El objetivo es impulsar el crecimiento de estas actividades que, de forma agregada, ya están logrando subidas de facturación por encima del 30%.

En Telefónica Tech se integrarán las unidades dedicadas actualmente a la prestación de los citados servicios, con el fin de focalizar aún más la gestión y conseguir la escala que permita atraer el talento tecnológico adecuado. La compañía espera que esta unidad genere más de 2.000 millones de euros de ingresos adicionales en el año 2022. El consejero delegado de esta nueva sociedad será José Cerdán, hasta ahora responsable Global del segmento B2B en Telefónica, reportando al consejero delegado.

Asimismo, nace Telefónica Infra para aglutinar las participaciones accionariales de Telefónica en vehículos de infraestructuras de comunicaciones, dando servicio a terceros operadores e incorporando socios. Su principal activo será el 50,01% que la compañía controla en Telxius.

Por medio de Telefónica Infra, el grupo crear un portafolio único de activos, enfocándose en el desarrollo y monetización de torres, sistemas de antenas distribuidas, data centers – incluido EDGE -, proyectos greenfield de fibra o cables submarinos, entre otros. Con una filosofía amplia de acuerdos, Telefónica Infra está abierta a distintos esquemas de participación accionarial (mayoritaria o minoritaria), y a los mejores socios para cada uno de los tipos de activo.

También bajo dependencia de Ángel Vilá, el consejero delegado de Telefónica Infra será Guillermo Ansaldo, quien ha liderado hasta la fecha la unidad Global de Recursos Globales del Grupo Telefónica.

Telefónica también se abre la permitir la entrada de nuevos socios en Telefónica Tech y Telefónica Infra, ante el interés que han venido mostrando inversores de participar en estas divisiones.

Nuevo modelo y nueva dirección

La reestructuración también se traducirá en un nuevo modelo organizativo y operativo, y también en un nuevo comité de dirección. El objetivo: ganar agilidad en la implementación de los cambios necesarios para “dar un mejor servicio a los clientes y aprovechar las escalas y sinergias del grupo”, poniendo el foco actividades con valor diferencia, simplificando y digitalizando las operaciones y evitando duplicidades.

Todos estos cambios conllevan también la modificación de la estructura del Comité Ejecutivo del Grupo Telefónica, del que salen Mariano de Beer (Chief Commercial Digital Officer) y Bernardo Quinn (que actualmente comandaba la división de Hispam Sur) para ocupar puestos no ejecutivos. El nuevo organigrama directivo es éste:

Por último, del consejero delegado, Ángel Vila, dependerán directamente otras tres direcciones: la de Tecnología y Arquitectura, que encargará de definir las directrices tecnológicas estratégicas, con Enrique Blanco al frente; la de Digital Consumer, para definir los nuevos modelos de relación con el cliente, mejorar su experiencia utilizando servicios digitales, desarrollos y productos innovadores, y que estará comandada por Chema Alonso; y la de Business Solutions, orientada a potenciar la multicanalidad, la relación con mayoristas y el desarrollo global de producto B2B, y que estará bajo el mando de José Cerdán.

Comentar ()