Economía | Empresas

El gigante Huawei augura que la red 5G de España será la mejor de toda Europa

Stand de Huawei en una feria de tecnología. EFE

El presidente del gigante tecnológico chino Huawei, Ren Zhengfei, aseguró este miércoles que la red 5G que su empresa instalará en España «va a ser la mejor de Europa» y un modelo para todo el continente, al tiempo que rechazó que Madrid pueda estar perdiendo la confianza en la tecnología de la compañía.

En un encuentro con Efe y otros medios iberoamericanos en el cuartel general de Huawei en Shenzhen (sur), el carismático fundador del buque insignia de la tecnología china confesó que quería retirarse de su actividad al frente de la empresa pero Estados Unidos le «golpeó tan duro» que le hizo volver a involucrarse, sobre todo en el terreno de las relaciones públicas.

«Tenemos la convicción de que la red 5G de España va a ser la mejor de Europa, va a ser un ejemplo para todo el viejo continente», afirmó Ren y dijo que la compañía española de telecomunicaciones Telefónica «cuenta con todo su respaldo» para el despliegue de la red 5G de Huawei en toda Latinoamérica.

Preguntado por la comunicación del Ministerio de Defensa español en el que este desaconsejaba a sus empleados utilizar aparatos de Huawei para conectarse a su intranet, el presidente de la empresa china dijo que ellos no están «al tanto» de ese veto y que no han recibido ninguna comunicación oficial al respecto. «No creo que España esté perdiendo su confianza en la tecnología de Huawei», aseguró.

Respecto a la posibilidad de que se acaben las prórrogas que permiten a las compañías estadounidenses seguir comerciando con Huawei, Ren reconoció que fabricar un procesador «es una tarea muy complicada» pero dijo que, aún así, han sido «capaces de desarrollar» sus propios chips, no solo para el procesador central sino también para gráficos e Inteligencia Artificial.

«Las prórrogas ya no nos importan, haya o no haya más podemos seguir avanzando», afirmó y destacó que «Harmony» el sistema operativo desarrollado por Huawei es «de código totalmente abierto» por lo que todos los países «podrán usarlo para proteger la soberanía digital de cada uno».

Ren aseguró que sin empresas norteamericanas como Google podrán seguir ofreciendo a sus clientes «las mejores soluciones tecnológicas», aunque admitió que prefieren «no excluir» a sus proveedores estadounidenses, de los que siguen comprando componentes «en grandes cantidades».

«El desarrollo de los componentes por nuestra parte no es una estrategia a largo plazo, estamos muy comprometidos con la globalización», señaló y recalcó que no cree en el desacoplamiento tecnológico entre EEUU y China.

«Hoy estamos en un mundo digital en el que no se pueden hacer divisiones como las del muro de Berlín. Eso sería muy malo para Estados Unidos cuyas empresas son las mejores pero no podrían vender sus productos en el otro bloque lo que les provocaría graves pérdidas», dijo.

Respecto a la detención en Canadá de su hija y directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, a petición de Estados Unidos hace ya más de un año, Ren aseguró que no le ha «afectado tanto» y explicó que todavía no la ha visitado en el país norteamericano, donde permanece en libertad bajo fianza.

60 contratos de redes 5G en todo el mundo

En paralelo, Huawei presume de haber firmado ya 60 contratos para la instalación de redes 5G en todo el mundo, 30 de ellos en países europeos y siete en latinoamericanos, informó hoy la compañía. El director de Mercado de 5G de la compañía china, Eric Zhao, aseguró que Huawei está ultimando otros 25 contratos con operadores de telefonía móvil de todo el mundo para colocar sus redes.

Algunos de los contratos contienen una cláusula de confidencialidad por lo que Huawei no puede por el momento hacerlos públicos, aunque la empresa sí ha anunciado que en Europa ha alcanzado acuerdos con operadores de España, Reino Unido, Italia y Suiza. También ha acordado proporcionar su tecnología 5G a diez países asiáticos, entre ellos Corea del Sur o Filipinas, y otros tantos de Oriente Medio como Arabia Saudí, Emiratos Árabes y Kuwait.

Zhao reconoció que países como Australia han vetado la tecnología de Huawei tras la inclusión de la compañía china en la «lista negra» de empresas que representan una amenaza para la seguridad de Estados Unidos, pero aseguró que con otros como Canadá están todavía negociando colaborar para la infraestructura de la nueva generación de internet móvil. También rechazó que Japón haya vetado oficialmente la entrada de Huawei en sus redes 5G.

El responsable de la firma china dijo que hasta el pasado 16 de mayo, cuando EEUU anunció su inclusión en la «lista negra», la empresa tenía 30 contratos en todo el mundo para la instalación de redes 5G y desde entonces ha firmado otros 30. Huawei ha instalado hasta el momento 400.000 estaciones de 5G a nivel mundial, 300.000 de ellas desde el 16 de mayo, indicó.

Zhao estimó que a finales de 2020 habrá unos 200 millones de usuarios de 5G en China, lo que hará que baje también el precio de los teléfonos equipados para utilizar esta tecnología, que para entonces costarán, según dijo, entre los 150 y los 200 dólares ( entre 135 y 180 euros).

Por su parte, la vicedirectora de Ciberseguridad y Privacidad de Huawei, Lucía Zhong, aseguró que la empresa «no tiene ninguna puerta trasera, no solo en las redes 5G sino en cualquier producto. «No tenemos ningún motivo porque siempre priorizamos la seguridad por encima de los intereses económicos. La implantación de puertas traseras sería un suicidio», aseveró Zhong.

Además, recalcó que «es imposible» que el Gobierno chino les demande alguna actuación en ese sentido ya que, dijo, «no existe ninguna ley en China que permita al gobierno instalar puertas traseras ni ninguna otra cosa».

Esta directiva recordó que las «puertas traseras no son sinónimo de deficiencias, que son normales en cualquier sector» y señaló que entre 2016 y 2017 se encontraron 30.000 deficiencias en grandes empresas tecnológicas mundiales, la mayoría estadounidenses.

Comentar ()