Economía | Empresas

Telefónica apoya al Gobierno de Sánchez y respalda que España lance su ‘tasa Google’

logo
Telefónica apoya al Gobierno de Sánchez y respalda que España lance su ‘tasa Google’
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

Resumen:

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha asegurado este jueves que en la compañía ven «con normalidad» la decisión del Gobierno de España de crear un impuesto a determinados servicios digitales, conocido como ‘tasa Google’, porque sirve para «subsanar una anomalía tributaria» en el actual entorno de economía digital.

«Se trata de subsanar una anomalía tributaria, no porque se vaya contra nadie, sino porque el mundo está cambiando», ha remarcado Álvarez-Pallete en la rueda de prensa de presentación de los resultados del ejercicio fiscal 2019.

En este sentido, ha incidido en que las reglas que valían para el mundo físico y analógico son distintas de las que se necesitan en el mundo digital, donde no existen fronteras y, por ejemplo, un empresa tecnológica puede tener el servidor en un sitio distinto al que genera el negocio.

En el caso de Telefónica, que destina 8.700 millones de euros al pago de impuestos, ha incidido en que la compañía tributa en España por servicios como la voz sobre IP que también presta en el país una empresa OTT que no paga impuestos en España.

El impuesto sobre determinados servicios digitales gravará con un 3 % los ingresos obtenidos por la publicidad dirigida en línea, la intermediación en línea y la venta de datos obtenidos de información proporcionada por el usuario por las empresas tecnológicas multinacionales que tengan más de 750 millones de facturación mundial y más de 3 millones en España. El Gobierno calcula que recaudará 968 millones de euros anuales por la «tasa Google», cuya tramitación parlamentaria se hará en los próximos meses.

La “oportunidad histórica” de España

Por otro lado, también ha destacado que España tiene una «oportunidad histórica» de liderar la actual revolución digital en valor, y no solo en infraestructuras, porque es la primera vez que en un periodo de cambio de esta magnitud el país cuenta con el liderazgo tecnológico necesario para ello.

A este respecto, ha remarcado que el país tiene cubierto el 80% del territorio nacional con ultrabanda ancha de fibra hasta el hogar, cifras que no tiene ningún país de Europa, lo que sería como tener el 80% del país cubierto por el ferrocarril en la revolución industrial.

Ante la oportunidad «única» que supone la digitalización para España, ha indicado que les anima que la Vicepresidencia Económica sea también de Transformación Digital y que se haya creado una Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia con Carme Artigas al frente, «una persona líder en su área» y a la que admiran mucho en Telefónica.

Problemas en bolsa

En paralelo, el presidente ejecutivo de Telefónica ha señalado que el comportamiento que está registrando la compañía en Bolsa es «una anomalía» y ha descartado la adopción de medidas que puedan impulsar el precio a corto plazo de la acción, pero que podrían debilitar la compañía en el futuro. Álvarez-Pallete ha asegurado que es consciente de que el mercado puede no comprender en el corto plazo las medidas adoptadas, pero se ha mostrado que estas harán que Telefónica sea una empresa «más potente» y más sostenible a «tres, cinco o diez años visto», lo que se traducirá en una subida de la acción.

«No podemos mirar la cotización a corto plazo», ha incidido el presidente ejecutivo de Telefónica, quien ha remarcado que no están para gestionar los próximos tres meses de la empresa y se ha mostrado muy satisfecho con los pasos que se han ido adoptando en los últimos años. En este sentido, Álvarez-Pallete ha remarcado que la compañía podría adoptar algunas medidas a corto plazo que llevarían a una mejora del precio de la acción, pero ha advertido de que este tipo de iniciativas «debilitarían» a la compañía y la dejarían en una peor posición en el futuro.

Por ejemplo, ha apuntado que podrían vender activos de infraestructuras, como la red de fibra –un activo que está valorado y que se ofrecen precios altos par su adquisición-, pero no lo hacen porque creen que afectaría a su negocio en próximos años. También que podrían ser más agresivos en recompra de acciones, pero prefieren estabilizar antes la deuda.

Sin embargo, ha afirmado que con las medidas adoptadas en los últimos tiempos la empresa es «más fuerte» dentro del sector que hace cinco años, y se ha mostrado seguro de que «más pronto que tarde» va a haber «una oleada de inversión» en Telefónica. «Estoy convencido de que es una anomalía que se corregirá», ha afirmado el directivo, quien ha asegurado que explicará «contra viento y marea» los avances logrados por la empresa.

Comentar ()