La vicepresidenta para Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha advertido este jueves que aprobar una moratoria en el pago de alquileres, como se ha hecho con las hipotecas para sectores vulnerables, perjudicaría a muchos ciudadanos que tiene alguna vivienda alquilada. «Aquí no tienes al otro lado a un banco, sino a un ciudadano», ha afirmado en declaraciones a Antena 3, informa Europa Press.

Calviño ha respondido así al ser preguntada por si el Ejecutivo se plantea aprobar una moratoria en el pago de los alquileres, una medida que otros miembros del Gobierno, como el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, o la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, quieren poner en marcha.

«Nosotros hemos primado el mantenimiento de las rentas. Nos hemos centrado mucho en que los trabajadores, autónomos y empresas puedan seguir funcionando y seguir abordando los pagos que les tocan», añadió la ministra, quien indicó que para muchos ciudadanos tener un piso alquilado es una renta.

En este sentido, Calviño ha explicado que el pago del alquiler es diferente a la de las hipotecas, pues aquí «no tienes en el otro lado a un banco», sino a un ciudadano que puede haber alquilado su vivienda y que, por tanto, se vería afectado por una moratoria en el pago.

«Hay que reflexionar. Hay varias medidas que se habían propuesto, que pueden tener un efecto beneficioso desde una perspectiva, pero negativo desde otra», ha explicado.

El hecho de que la moratoria se circunscriba solamente a las hipotecas y no a los alquileres ha sido criticado por parte de algunos miembros del Gobierno correspondientes al ala de Unidas Podemos, pero también por entidades sociales. No en vano, la medida adoptada por el Gobierno contrasta con la realidad de los desahucios, actualmente paralizados y pendientes de una reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), correspondientes al cuarto trimestre del pasado año, en España se produjeron 9.310 desahucios por impago del alquiler, una cifra que multiplica por tres la cifra de desahucios por impago de hipoteca que se situó en 3.503.

No lo descarta totalmente

En cualquier caso, la vicepresidenta ha asegurado que el Gobierno está «absolutamente abierto» a escuchar las propuestas de los agentes sociales y de los grupos políticos para afrontar la crisis sanitaria y su impacto económico y social.

Asimismo, ha destacado que el decreto aprobado el martes por el Consejo de Ministros incluye todo un paquete de medidas para personas vulnerables, autónomos, familias, empresas y trabajadores, pero «no excluye» que se puedan tomar otras medidas en el futuro si se considera necesario.