Economía

Los ERTEs de las grandes empresas en España se cobran más de 200.000 empleos en una semana

Hostelería, turismo y automoción son los sectores más afectados por el coronavirus

Un hotel de la cadena Meliá cerrado en Sevilla. EFE/José Manuel Vidal

El impacto económico del coronavirus ya se empieza a notar. Pese a que las principales instituciones económicas y también los expertos en economía señalan que es pronto para cuantificar el peso de la pandemia en la economía, el número de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) no deja de crecer.

Durante la última semana, la primera en estado de alarma, compañías como Seat, Iberia, Globalia o Vips han presentado ERTEs que afectarán a más de 200.000 empleos. El ERTE es una herramienta que permite a las empresas prescindir de los empleados cuando el volumen de trabajo desciende y cuyo proceso ha flexibilizado el Gobierno con el objetivo de que estos puestos de trabajo se pierdan solo durante la crisis sanitaria.

A través del Real Decreto-ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19, el Gobierno aprobó que los negocios que se vean afectados por el coronavirus puedan presentar un ERTE por fuerza mayor. En la misma norma, el Gobierno se compromete a que las autoridades laborales den una respuesta en cinco días a la compañía sobre si consideran o no de fuerza mayor el ajuste.

Para acogerse a esta medida, las compañías deben acudir a la autoridad laboral competente, ya sea la Consejería de Economía de cada comunidad o al Ministerio de Trabajo y presentar un informe que justifique el descenso o pérdida de la actividad a causa del coronavirus.

Desde el Ministerio de Trabajo, se cifraron esta semana en unos 400 o 500 ERTEs de competencia estatal, es decir, de empleados que trabajan en dos o más comunidades autónomas. Entre todas las consejerías de trabajo autonómicas se han presentado ya más de 40.000 expedientes.

Asturias (1.131), Castilla y León (3.300), Cataluña (8.640), Comunidad Valenciana (3.579), Galicia (4.239), Navarra (1.000) y País Vasco (3.382) superan el millar de Expedientes. La Comunidad de Madrid ha sumado en la última semana 13.390 que afectan a la hostelería, educación, espectáculos y comercio, según fuentes de la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad.

Turismo y Automoción

Aunque el coronavirus está teniendo repercusión en muchas empresas, los sectores del turismo y la automoción son los más afectados. La mayoría de aerolíneas han cesado su actividad y se han visto obligadas a suspender temporalmente de empleo a sus trabajadores. Lo mismo ha ocurrido con las hoteleras.

Los ERTE de Iberostar, Marina d’Or, Globalia, Iberia y Ryanair suman más de 65.000 empleados. También han anunciado expedientes Meliá y Vueling, pero sin precisar el número de afectados.

En el caso de la automoción, si la guerra comercial ya había complicado su actividad, el bloqueo de China a causa del coronavirus ha impedido que algunas compañías puedan seguir con su producción de forma regular. El descenso de la demanda también ha repercutido. Más de 60.000 empleos se han visto afectados por expedientes, entre ellos los de Seat, Nissan o Renault, pero también los de fabricantes de componentes como Faurecia o Gestamp.

Restauración y Moda

El comercio también es uno de los sectores más afectados por esta crisis. Con la obligatoriedad de permanecer cerrados mientras dure el estado de alarma, gigantes de la moda como Tendam, Adolfo Domínguez o H&M han puesto sobre la mesa ERTEs para sus empleados.

También lo ha hecho Inditex, pero en su caso no lo aplicará si no se prolonga el estado de alarma más allá del 15 de abril. Contabilizando los 25.000 afectados que sumaría el grupo textil, los empleos del sector de la moda sumarían más de 42.000.

La restauración, por su parte, perderá en los próximos días al menos 37.000 empleos. Burger King, Taco Bell y también el grupo Alsea – Zena (Vips, Starbucks, Foster’s Hollywood) han presentado esta semana Expedientes de Regulación Temporal de Empleo. A última hora de este viernes, se sumó también Amrest (KFC, La Tagliatella) que presentó un ERTE para 3.300 empleados.

Es difícil conocer el impacto total que tendrá el coronavirus en el empleo sin saber cuánto durará la crisis sanitaria. Desde CCOO estimaron que al menos un millón de trabajadores se verían afectados por un ERTE, Cepyme cree que las pequeñas y medianas empresas perderán 180.000 puestos de trabajo en el primer mes. En la primera semana de estado de alerta, se han presentado expedientes que suman al menos 211.000 empleos.