Economía | Empresas EL USO DE INTERNET SIGUE EN MÁXIMOS

Tras más de dos semanas encerrados en casa, empezamos a no llamarnos tanto por teléfono

El uso del servicio de voz de móvil y fijo sigue muy por encima de sus niveles habituales, pero con crecimientos cada vez menores tras el boom de los primeros días de confinamiento.

Una trabajadora llama desde la puerta de un supermercado.

Una trabajadora llama desde la puerta de un supermercado. efe

En la España del confinamiento masivo para combatir el coronavirus el consumo de internet y de la telefonía se ha disparado.  Con millones de hogares con todos sus ocupantes metidos en casa y con el teletrabajo como vía generalizada,  se han venido marcando niveles récord del uso de las redes de internet y de los teléfonos móvil y fijo.

Enganchados al WhatsApp, poniéndonos en contacto muy por encima de lo habitual con familiares y amigos, con las relaciones llevadas casi íntegramente a la red o al teléfono. Así ha venido siendo la vida de millones de ciudadanos en las últimas semanas. Y así va a seguir siendo en las próximas mientras duren las restricciones a la movilidad para hacer frente a la epidemia. O más o menos. Porque tras más de dos semanas encerrados, la cosa empieza templarse.

Los datos de consumo que manejan las grandes operadoras de telecomunicaciones, en ésta que es ya la tercera semana en el país de #yomequedoencasa el boom de llamadas con el móvil y con el teléfono móvil ha empezado a contenerse. El uso de los servicios de voz móvil y fijo sigue muy por encima de sus niveles previos al confinamiento, pero ya ha iniciado una tendencia a la baja desde el aluvión inicial.

El tráfico de voz en la red móvil de Movistar descendió al inicio de esta semana ligeramente con respecto al lunes anterior, pero sigue su uso elevado con respecto a antes de la crisis, un 35% más, según fuentes de la compañía.

Los registros de Vodafone refrendan la tendencia. Esta semana el volumen de minutos diarios en llamadas con móvil está un 19% por encima del nivel previo al estado de alarma, pero en la primera semana de confinamiento el consumo se disparó un 36% y un 29% en la segunda. Lo mismo sucede con el uso del teléfono fijo de los clientes de la teleco roja: los primeros días de restricciones las llamadas se más que duplicaron, con un alza del 136%, en la segunda semana fueron un 56% mayores que el nivel habitual, y esta semana se ha moderado hasta el 40%.

Estos días el consumo disparado de internet ha puesto a prueba la resistencia de las redes de las telecos. Y de momento van a seguir bajo presión. Frente a la contención del uso del teléfono, el consumo de internet sigue al alza y se mantiene en máximos.

El tráfico de datos en la red IP de Telefónica creció al principio de esta semana ligeramente con respecto a la anterior y sigue estando en niveles superiores a los de antes de la crisis, con un incremento en torno al 20%. En concreto el internet móvil sigue en ascenso, con los de datos móviles up link (del teléfono a la estación de la teleco) un 55% por encima de antes de la crisis y los datos down link (en sentido inverso) con un crecimiento del 22%.

Un informe sobre el consumo de datos de los clientes de Vodafone España muestra que el uso de internet en el móvil arrancó está semana con un crecimiento del 25% frente al nivel habitual, igual en en la primera semana de confinamiento y tras una ligera moderación en la segunda. Y los datos fijos volvieron a crecer esta semana, con un alza del 64%, frente al 60% de la semana previa.

Desde Movistar se apunta que el tráfico de whatsapp ha bajado desde los máximos registrados el sábado 14 cerca de un 40%. Pero esta semana ha vuelto a crecer ligeramente con respecto a la semana anterior.

Las telecos apuntan como novedad de los últimos días un cambio en el uso de las aplicaciones de videoconferencia. Y es que Zoom está destacando ahora por encima de Skype o de Webex con un fuerte crecimiento durante la última semana que se ha ido incrementando de manera espectacular, de forma que el tráfico se ha multiplicado por 15 respecto al que había antes de la crisis.

Comentar ()