Economía | Empresas el abril más barato desde 2009

El recibo de la luz sigue bajando y llega a mínimos de una década en plena crisis

logo
El recibo de la luz sigue bajando y llega a mínimos de una década en plena crisis

Aplausos desde un balcón. EP

Resumen:

Los consumidores españoles se están encontrando con un respiro al bolsillo con el recibo de la luz en plena crisis del coronavirus. El precio de la electricidad y la factura siguen cayendo y en abril lo ha vuelto a hacer con fuerza durante los meses de confinamiento y a las puertas de la desescalada. El mercado eléctrico registró en abril el mes más barato desde hace seis años y la factura regulada ha marcado el mes de abril con menor precio en una década.

El precio de la electricidad ha vuelto a caer en abril y, con él, también el recibo de luz para los clientes que tienen tarifa regulada, la que pagan unos 11 millones de clientes domésticos en el país adscritos al denominado Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) y cuya evolución está directamente ligada a la cotización del mercado mayorista (también caen las tarifas del mercado libre que están ligadas al comportamiento del PVPC).

El resto de clientes domésticos, los 14 millones con tarifas del mercado libre, pagarán lo que han firmado con sus compañías eléctricas, con independencia del comportamiento del mercado. Según el comparador de tarifas de la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia (CNMC), la inmensa mayoría de las tarifas del mercado libre son más caras que el precio regulado.

Para un cliente tipo -con una potencia contratada de 4,4 kilovatios y un consumo anual de 3.500 kWh- la factura eléctrica del mes pasado será de 47,5 euros, lo que la convierte en el abril más barato desde hace una década y un 22,5% menos que la del año pasado, según las estimaciones del consultor energético Francisco Valverde, adelantadas por El Periódico de la Energía. Un nivel que sitúa la factura de abril en la más barata para ese mes desde 2009.

La rebaja de la tarifa regulada de la luz es consecuencia directa de la caída del precio del mercado eléctrico. La cotización diaria de este mercado –la cotización horaria, en realidad, por la utilización de los contadores inteligentes- representa en torno a un 35% del importe del recibo regulado. El resto de la factura la componen los peajes de acceso con un peso del 45% y los impuestos con el 20% restante.

El mercado mayorista eléctrico (conocido como pool), en el que traders y compañías eléctricas compran y venden la electricidad, ha registrado en abril un precio medio con un precio medio de 17,65 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone un fuerte descenso del 65% en relación al mismo mes del año pasado. Se trata pues del mes con la electricidad más barata (cualquier mes) desde abril de 2014 y el segundo más barato desde julio de 2007.

Un descenso del precio que se debe al incremento del peso de las energías renovables en la producción de electricidad en España, a la caída del precio del gas natural y también a la caída del consumo como consecuencia del parón empresarial por el estado de alarma (la demanda eléctrica cayó un 16,7% durante el mes de abril por el apagón económico). Una tendencia a la baja del pool que de momento no frena, ya que este 1 de mayo el precio medio de la electricidad es de sólo 4,63 euros por MWh, el día más barato del año.

Comentar ()