La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido retrasar la entrada de los peajes de transporte y distribución de electricidad hasta el 1 de abril de 2021, así como los del gas natural hasta el 1 de octubre del año que viene.

En el caso concreto de los peajes eléctricos, cuya circular fue aprobada el pasado mes de enero por el regulador, aunque su aplicación estaba pendiente de que el Gobierno fijara los cargos, por lo que se prorrogaron inicialmente para este 2020 los del año pasado, la CNMC ha acordado someter a consulta pública el proyecto de circular por el que se modificaban para posponer su entrada hasta ese horizonte del 1 de abril de 2021.

Según indicó la CNMC, el impacto derivado de la crisis sanitaria, así como el conjunto de medidas dirigidas a garantizar la continuidad del suministro energético ha dado lugar a un retraso en los trabajos que debían acometer las empresas distribuidoras y comercializadoras para adaptar los equipos de medida, los sistemas de facturación y los contratos a la estructura de la nueva metodología.

De esta manera, se da más tiempo a las empresas distribuidoras y comercializadoras para la adaptación de los equipos, los sistemas informáticos y los contratos a la nueva estructura de peaje. Asimismo, la CNMC subraya que se da un plazo de tiempo «suficiente» para que, una vez superado el estado de emergencia por la pandemia, sea aprobado el Real Decreto por el que se establece la metodología de determinación de los cargos, trabajo que corresponde al gabinete dirigido por Teresa Ribera.

La nueva metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad representa un vuelco a la estructura vigente e introduce la discriminación horaria en todos los peajes y supone una revisión y simplificación de los periodos horarios.

Los peajes, en manos de la CNMC tras el Real Decreto de 2019 que devolvía al organismo un control sobre la configuración de los recibos domésticos y reducía la influencia política del Ejecutivo, ascienden a unos 7.000 millones de euros, aunque son solo una parte del recibo eléctrico final, ya que en la factura están también los cargos -destinados a pagar a las renovables, la deuda eléctrica o las extrapeninsulares-, que superan los 10.500 millones y sobre ellos decide el Gobierno.

Los peajes del gas, reenviados al Consejo de Estado

En lo que respecta al proyecto de circular por la que se establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte, redes locales y regasificación de gas natural, el regulador ha acordado remitirlo de nuevo al Consejo de Estado, incorporando además ese retraso para su entrada al 1 de octubre de 2021, aunque se mantiene la entrada en vigor de los peajes de regasificación asociados al uso de las instalaciones al 1 de octubre de 2020.

En su dictamen, el Consejo de Estado señaló la necesidad de realizar un segundo trámite de audiencia, que se realizó entre el 12 de febrero y el 13 de abril, debido a que se había incorporado al proyecto de circular un descuento del 13,9% aplicable a los peajes de entrada a la red de transporte troncal desde las plantas de regasificación.

En este sentido, ACER (Agencia para la Cooperación de los Reguladores de la Energía de la Unión Europea) indica en su informe que el descuento introducido cumple con los requerimientos del reglamento, y en particular con los requisitos de los artículos 7 y 9.2.

Además, la agencia considera «muy positiva la vinculación entre el descuento y la seguridad de suministro y la transparencia en el método de cálculo», indica la CNMC.

Asimismo, el proyecto de circular remitido ahora nuevamente al Consejo de Estado incorpora las modificaciones que han sugerido durante el procedimiento de audiencia los agentes del mercado, entre las que figuran, además de posponer su entrada hasta octubre, que se mantiene la metodología sometida a trámite de audiencia para la asignación de los costes de redes locales.

La salvedad es que en la asignación se mantiene el balance de flujos para todo el periodo regulatorio, con el objetivo de minimizar la variabilidad de los peajes de consumidores industriales.

Además, en el documento de la CNMC también se ha mejorado la redacción de las condiciones generales de aplicación y facturación de los peajes transporte, redes locales y regasificación y para guardar la coherencia con las Circulares de acceso y balance, así como el procedimiento de ubicación, reubicación y refacturación, en su caso, de los puntos de suministro se ha simplificado.