Economía | Empresas CUMBRE DE CEOE

Iberia pide un ‘plan renove’: “Sin aviones no hay turismo, sin turismo peligra nuestro país”

Luis Gallego reconoce que la compañía será más pequeña durante el próximo lustro y reclama rebajas de tasas aéreas y la llegada del AVE a Barajas.

El presidente de Iberia, Luis Gallego.

El presidente de Iberia, Luis Gallego. ep

Iberia lanza abiertamente un SOS para alertar de la situación del sector aéreo por impacto devastador de la crisis del Covid-19. “Todas las aerolíneas vamos a salir de esta crisis más pequeñas y más endeudadas”, ha advertido Luis Gallego, el presidente de la aerolínea española y futuro consejero delegado de IAG (el holding que agrupa a Iberia, Vueling y British Airways) durante su intervención en la cumbre empresarial organizada por la CEOE para diseñar la recuperación de la economía tras la epidemia.

“Sin aviones no hay turismo, y sin turismo y sin actividad peligra nuestro país”, ha sentenciado Gallego. Por ello, el presidente de Iberia ha reclamado la puesta en marcha un ‘plan renove’ par la aviación europea que habría de ser liderado por el Gobierno español, dada la importancia del sector turístico en la economía española (12% del PIB) y que más del 80% del turismo internacional llega en avión.

«Necesitamos un plan para ayudar a las aerolíneas a salir de la crisis más profunda de la historia de la aviación, para contribuir a una aviación más sostenible con aviones menos contaminantes, y para apoyar al ecosistema aeronáutico europeo (fabricantes, aeropuertos, aerolíneas)», ha reclamado

 Para el presidente de Iberia estas ayudas son la vía de “dar un salto de gigante hacia la sostenibilidad medioambiental, social y financiera”, dado que el sector no va a poder realizar la renovación de su flota de aviones prevista antes de la crisis y que iba a servir para hacer sus aeronaves más sostenibles al reducir sus emisiones.

«Si la Unión Europea desarrolla un Plan Renove que permita bonificar el reemplazo de aviones viejos o de tecnología sucia con los de nueva generación esa ayuda podría tener un efecto multiplicador. Reduciría las emisiones de CO2 aproximadamente un 30% en las flotas de largo radio y un 15% en las flotas de corto y medio radio. Y esta reducción siempre tendría un valor muy superior que el importe de la ayuda que podría recibirse», ha apuntado. “El nuevo dinero fluiría a lo largo del sistema aeronáutico generando beneficios que redundan en impuestos para los gobiernos como el español reforzando también el I+D+i y creando decenas de miles de puestos de trabajo».

Ante la mayor crisis en la historia de la aviación y su impacto «brutal» en términos económicos y de empleo, Gallego ha confirmado que Iberia trabaja en un plan de flota para adecuarlo a la nueva capacidad y al entorno renegociando fechas de entregas, acelerando salidas de aviones y no extendiendo otros contratos de alquiler. «La flota de Iberia va a ser más pequeña el próximo lustro. No va a ser un tema temporal va a ser un tema estructural».

Para respaldar la recuperación del transporte y del turismo, Gallego ha subrayado que “es el momento de desbloquear la llegada del AVE a Barajas, es el momento de impulsar el cielo único europeo, de reducir las tasas aéreas para fomentar la llegada de turistas a España». El directivo, que ha destacado las enormes pérdidas del sector a causa del parón de los vuelos, ha lamentado que la apertura de las fronteras se haya producido de «forma desordenada y poco homogénea», lo que no ha ayudado a la recuperación.

«Están en riesgo millones de empleos y lo que consideramos el tronco central del turismo en España pues es el tronco del que se benefician todas las ramas del sector. Sin aviones, teniendo en cuenta que más del 80% de los turistas que llegan a España lo hacen en avión, no hay turismo y sin turismo ni movilidad, la verdad es que peligra nuestro país», indicó Gallego.

El directivo recordó que han conseguido un crédito sindicado de 750 millones de euros, avalados por el ICO, que tendrán que devolver. «Los avales del ICO han sido de ayuda pero nos resulta muy difícil competir con otros países donde las cantidades disponibles han sido superiores y con mayores garantías por parte del Estado», ha indicado, en referencia a las ayudas multimillonarias percibidas por rivales como Lufthansa (9.000 millones de euros), Air France (7.000 millones) o Alitalia (3.000 millones).

Comentar ()