Economía | Empresas

La matriz de Aena alerta de "importantes pérdidas" y de “enormes riesgos” por el Covid

La empresa pública Enaire, encargada del control aéreo y propietaria del 51% del gestor de los aeropuertos, anticipa “importantes pérdidas de explotación” este año por la epidemia.

Torre de control del aeropuerto de Gran Canaria.

Torre de control del aeropuerto de Gran Canaria. enaire

La aviación ha sufrido una paralización casi total durante el estado de alarma. Las restricciones a la movilidad dejaron desiertos los aeropuertos y los centros de control aéreo gestionaban un número mínimo de vuelos prácticamente reducido al transporte de cargo, de repatriación y algunas rutas esenciales. El parón va a hacer estragos en las cuentas de las compañías aéreas, pero también en la de los aeropuertos y en las de navegación y control aéreo con su actividad en mínimos.

Enaire, el grupo público encargado del control aéreo en España y que es propietario del 51% del gestor de los aeropuertos Aena, reconoce que el golpe en los resultados de las compañías será tremendo. La compañía reconoce en sus cuentas anuales de 2019, publicadas este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que la epidemia conlleva “enormes riesgos económicos” que afectarán a sus cuentas y anticipa un duro golpe que se traducirán en “importantes pérdidas”.

“La Entidad prevé que las consecuencias que estas dos medidas van a tener sobre los ingresos van a ser muy significativos en el ejercicio 2020, pudiendo ocasionar que se registren importantes pérdidas de explotación en dicho ejercicio, implicando enormes riesgos económicos que afecten a la situación financiera”, incluye en sus resultados Enaire.

Enaire obtuvo un beneficio el año pasado de 623,9 millones de euros, con una caída del 8,4% en relación al ejercicio precedente. En las cuentas del grupo tiene una relevancia crucial los ingresos por dividendo que reparte Aena, que el año pasado ascendieron hasta los 530 millones de euros. De hecho, la actividad de Anaire como gestor de la navetación aérea le reportó sólo 94,1 millones.

Los ingresos ascendieron a 913 millones de euros, frente a los 993,2 de 2018, equivalente a un 8 % menos, en tanto que los gastos de personal crecieron un 7 % hasta 571 millones de euros; de esos 571 millones, 481 corresponden a sueldos y salarios. El ebitda, o resultado bruto de explotación, se redujo prácticamente a la mitad, hasta 115,7 millones de euros desde los 245,2 de 2018.  Al cierre de 2019, la plantilla de Enaire la formaban 13.083 empleados, frente a los 12.570 de 2018.

Comentar ()