Economía | Funcionarios

La crisis golpea a docentes y personal sanitario: 47.000 empleos destruidos en el mes de junio

El secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, señala que la preocupación es la temporalidad del sector público

Miembros del sindicato Amyts aplauden durante una concentración en la Puerta del Sol. EFE

La temporalidad es uno de los grandes problemas del mercado laboral español. Tanto es así que en el último día de junio se destruyeron 161.500 puestos de trabajo. Así lo reflejan los datos de afiliación presentados este jueves. Si bien es cierto que, según el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, gran parte de esos afiliados se han recuperado en los primeros días de julio, “preocupan las salidas estacionales”.

La mayoría de los contratos que se han destruido durante la crisis del coronavirus han sido temporales. De hecho el 73% de los puestos de trabajo que se perdieron en marzo y abril estaban sujetos a este tipo de contratos. Sin embargo, no es algo inherente a la crisis, sino a la estructura del mercado laboral. En nuestro país, la tasa de temporalidad es del 26%, mientras que la media europea es del 14%.

El principio del verano se caracteriza por la pérdida de empleo en sectores como la Educación y una mayor contratación en el sector turístico. Junio es un mes especialmente duro para los sanitarios y el personal docente. De hecho, la destrucción de empleo en educación es la más llamativa en el sexto mes del año, que terminó con 45.396 profesionales menos. Esta cifra supone un descenso del 4,84% en la afiliación en el sector y en comparación con el año anterior, el número de afiliados es de 33.304 docentes menos.

“El dato es claramente malo y refleja el comportamiento perverso del mercado de trabajo que es de altísima temporalidad”, explica Arroyo. Muchos contratos de personal docente interino terminan este mes y se vuelven a recuperar en septiembre cuando vuelve el curso escolar.

2.000 sanitarios menos

Pese a que la crisis del coronavirus ha demostrado las carencias en número de personal del sistema sanitario, en junio la afiliación en actividades sanitarias ha vuelto a caer por segundo mes consecutivo. De hecho, de los cerca de 37.000 afiliados que se ganaron en marzo y abril, meses en los que la pandemia colapsaba los hospitales, ya se han perdido casi la mitad.

En el mes de junio, 2.267 profesionales causaron baja en la Seguridad Social. Se trata de una cifra inferior a la de mayo (-15.800) y que en comparación con 2019 deja 45.000 sanitarios más.

Por otra parte, los datos de paro presentados este jueves ponen de manifiesto que mientras sigue creciendo en el caso de las mujeres, se reduce para los hombres. Esto es también una consecuencia de la destrucción de empleo en Sanidad y Educación ya que ambos sectores tienen mayor presencia femenina.

“El sector público tiene bastante que hacer”, ha subrayado Arroyo, que ha destacado que estos sectores cuentan “con una participación muy elevada de jóvenes y de mujeres y esto tiene una traducción en elementos de inequidad o desigualdad”.

5.000 parados más

Junio ha terminado con 5.000 parados más en un mes que suele ser muy optimista para las cifras de empleo y que da comienzo a la temporada turística. Sin embargo, el impacto de la crisis del coronavirus sigue causando estragos.

El número de afiliados de la Seguridad Social ha sumado 68.208 en el último mes aunque no ha sido suficiente para recuperar el nivel de afiliación previo a la pandemia. El paro alcanza en España los 3,8 millones de personas.

Comentar ()