Economía | Empresas

REBAJA DEL 15% frente al actual contrato

Telefónica se queda con la Champions en TV hasta 2024 y consigue bajar el precio a 975 millones

Jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol en un partido de Champions.

Jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol en un partido de Champions. efe

Telefónica confirma su apuesta por el fútbol como uno de sus arietes comerciales. La teleco española ha cerrado un acuerdo con la UEFA para adquirir en excluva en España los derechos de emisión en televisión de la Champions y la Europa League otras tres temporadas, entre la 2021/22 hasta la 2023/24.

Además, Telefónica consigue renovar el acuerdo bajando el precio en relación al actual acuerdo. El precio conjunto que pagará la compañía española por las tres temporadas será de 975 millones de euros, con lo que consigue bajar el importe un 15% que pactó para el actual trienio de las competiciones europeas y además no incluye incrementos anuales como hasta ahora, según confirman fuentes del sector.

Telefónica Audiovisual Digital, filial controlada en solitario por Telefónica, se ha hecho con los derechos para la emisión en España de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League, así como de la UEFA Europa Conference League (nueva competición que se desgajará de la UEFA Europa League) y de la UEFA Youth League para el próximo ciclo de tres temporales.

El acuerdo garantiza a Telefónica la totalidad del negocio de los derechos de las principales competiciones de fútbol europeo para todos sus clientes, tanto residenciales como horecas (hoteles, restaurantes, cafeterías, etc.) en los territorios de España y Andorra.

La adquisición directa de UEFA de este contenido ‘premium’ permitirá a la compañía continuar diseñando y comercializando sus canales y contenidos de producción propia con el mejor fútbol europeo, que podrán estar accesibles a otros operadores del mercado interesados en este contenido. Una exclusividad que se confirma en un momento en que el sector de las telecos en España está instalado en una permanente batalla comercial y en la que va ganando peso el segmento de bajo coste.

La Comisión Nacional de los Mercados y al Competencia (CNMC) impuso en 2015 a Telefónica, a cambio de autorizar la compra de DTS, la obligación de contar con una oferta mayorista para que sus competidores puedan acceder a sus canales de televisión de pago con contenidos ‘premium’ (películas de estreno, competiciones deportivas nacionales e internacionales, etc.).

En lo referente a las competiciones deportivas, Telefónica ostenta actualmente tanto los derechos de LaLiga como los de las competiciones europeas para el mercado residencial, que han sido adquiridos en dicha oferta mayorista por Orange, mientras que Vodafone ha rehusado acceder a estos contenidos en las últimas temporadas al considerar que no le sale rentable con la fórmula actual.

El deporte, y el fútbol en particular, es uno de los ejes de la oferta de Telefónica, que se apoya en una estrategia de diferenciación en función de contenidos y servicios premium, que han llevado a la operadora a registrar un crecimiento sostenido de los ingresos en 2018 (+0,4%) y 2019 (+0,5%) y volver a crecer el pasado año en resultado bruto de explotación (Oibda).

La apuesta de Telefónica por ofrecer servicios convergentes, donde cuenta con alrededor de 4,7 Millones de clientes residenciales, tiene en el fútbol uno de sus pilares, que además supone un impacto positivo en las cuentas, ya que el ingreso medio de los usuarios (ARPU) con fútbol es 30 euros superior a los de usuarios que no lo tiene contratado y la tasa de bajas (‘churn’) es seis décimas inferior.

Te puede interesar

Comentar ()