Economía

La crisis fulminará este año la mitad del PIB del turismo y lo hundirá a niveles del siglo pasado

La aportación del sector a la economía nacional pasará de los 153.900 millones de 2019 a apenas 70.500 millones este año, el peor registro desde 1999.

Una playa de Menorca en los primeros días de 'nueva normalidad'.

Una playa de Menorca en los primeros días de 'nueva normalidad'. efe

La pandemia ha sacudido los resortes de la que hasta ahora era la locomotora de la economía española. El turismo es con mucho el sector más afectado por la crisis del Covid-19, y tras haber estado totalmente paralizado durante más de tres meses por las restricciones de movilidad del estado de alarma, ahora prepara un verano que va estar lejos de ser una temporada alta.

El turismo afronta una debacle histórica este año. La industria del sol y playa perderá en 2020 un 54% de su PIB sectorial, con una caída de la actividad de 83.134 millones de euros, según las estimaciones para el conjunto del año de Exceltur, un lobby que agrupa a una treintena de las mayores empresas turísticas del país (Meliá, Iberia, Globalia, NH Hotel Group, Iberostar, Riu o Renfe).

Con las previsiones que maneja Exceltur, el turismo concentraría el 57% de la caída del 11,6% del producto interior bruto (PIB) de toda la economía española pasando de locomotora a ser uno de los grandes lastres. Y, además, hará que el sector hunda su aportación a la riqueza nacional hasta niveles desconocidos en lo que va de siglo y volviendo a los de finales de los noventa.

El desplome  por la pandemia hará que la aportación del turismo al PIB español pase de los 153.900 millones de 2019 hasta apenas 70.700 millones de euros durante este año. Una inyección al conjunto de la economía española que será la más baja desde 1999, cuando fue de 66.350 millones, según los datos de la Cuenta Satélite de Turismo del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El turismo ha roto en los dos últimos años una racha de una década en que el sector creció por encima del ritmo del PIB general. E incluso durante la Gran Recesión el sector sólo sufrió un año en números rojos frente al lustro negro del conjunto de la economía española. Este año en cambio la industria turística va a concentrar la mayor parte de la caída del PIB español por la crisis del Covid-19.

En paralelo, España sufrirá también una debacle en la cuenta de ingresos por turismo –lo que gastan los viajeros internacionales en el país- tras nueve años consecutivos de récords. El sector augura un desplome de los ingresos que genera los visitantes internacionales, que a efectos contables tienen en la economía española un efecto similar a las divisas ingresadas por las exportaciones. Tanto como para fulminar casi dos tercios de los ingresos registrados el año pasado.

Exceltur calcula que durante el conjunto del año los ingresos por turismo exterior de la economía española se hundirán en 43.975 millones de euros en relación a los registros de 2019. Las estimaciones de la organización empresarial apuntan a que España ingresará este año apenas 27.225 millones de euros, lo que supone una caída del 62%.

España registró el año pasado su noveno año consecutivo de récord de ingresos por turismo, alcanzando los 71.200 millones de euros, un 3,2% más que en el año anterior, según los registros de la balanza de pagos que elabora el Banco de España.

Los ingresos reales por turismo son los que efectivamente revierten en la economía de España, los gastos que los visitantes extranjeros efectúan durante su estancia en el país. Los ingresos por turismo son medidos a efectos contables en la balanza de pagos como exportaciones del país, lo que de facto ha colado al turismo durante más de una década como uno de mayores sectores exportadores nacionales. Hasta ahora,que la epidemia de Covid-19 da un giro completo a la tendencia.

Comentar ()