Economía | Política

Las administraciones ratifican el compromiso económico con el MWC para que siga en Barcelona hasta 2024

Dos trabajadores en el recinto del Mobile World Congress de Barcelona.

Dos trabajadores en el recinto del Mobile World Congress de Barcelona. efe

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el conseller Jordi Puigneró han firmado hoy el acuerdo con la organizadora del Mobile Wolrd Congress (MWC), la patrona GSMA, para que el evento sigua en la capital catalana «al menos» hasta la edición de 2024. A cambio, las administraciones mantienen sus compromisos de inversión con la Barcelona World Capital, la fundación a través de la que se incentivan proyectos tecnológicos paralelos, como la implantación del 5G.

Todos los responsables del patronato, en el que también participan el presidente de GSMA, Mats Granryd y el de Fira Barcelona, Pau Relat, se han felicitado por la voluntad de coordinación exhibida para cerrar el acuerdo que pasa página de la suspensión del MWC’20, que debería haberse celebrado entre el 20 y el 24 de febrero pasados y que fue el primer gran evento internacional suspendido por el coronavirus. Una suspensión decida por GSMA y criticada, sottovoce, por las administraciones españolas, en un momento en que la pandemia no se había detectado todavía en España.

Para la Administración General del Estado, «el acuerdo transaccional supondrá mantener el compromiso económico del 2020, esto es, hacer frente al pago de los 5 millones de euros anuales, y mantener ese mismo compromiso en 2024» según reza el Real Decreto aprobado por el Gobierno el pasado 24 de junio, en el que se acuerdan también las compensaciones por la suspensión del evento en febrero de 2020 a causa de la Covid-19.

470 millones y 13.000 puestos de trabajo

En la última edición, la de 2019, los ingresos se cifraron en 470 millones de euros y se crearon 13.000 puestos de trabajo, una cifra que tanto la Fira como el Ayuntamiento han repetido insistentemente para defender la necesidad de mantener ese compromiso, pese a las reticencias iniciales que Ada Colau mostró sobre el MWC al acceder a la alcaldía. En esa edición participaron 2.200 expositores, hubo 109.000 asistentes y estuvieron presentes en España 3.600 medios de comunicación.

«Los beneficios directos que aporta el Congreso en términos de creación de puestos de trabajo e ingresos tributarios, así como los impactos económicos indirectos en términos de imagen de España y proyección internacional (valor equivalente en publicidad de la presencia de Barcelona en los principales medios de comunicación de todo el mundo durante el evento), compensan con creces este coste» según la exposición de motivos del Real Decreto.

Desde el punto de vista económico, a cambio de mantener el compromiso económico del 2020, y hacer frente al pago de los 5 millones de euros previstos en la subvención nominativa, el Gobierno se compromete a mantener ese mismo compromiso en 2024 y aceptar que la compensación ofrecida por GSMA no cubriría el importe desembolsado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y Red.es como expositores en el evento cancelado.

«El compromiso del Gobierno con el MWC es firme, lo ha sido siempre» ha asegurado Calviño, que ha intervenido telemáticamente. «Es un éxito de colaboración con el Ayuntamiento, la Generalitat y la Fira» ha añadido la vicepresidenta, destacando que «este congreso impulsa a Barcelona como ciudad de las nuevas tecnologías y el emprendimiento y el acuerdo que hoy firmamos consolida ese compromiso».

Apoyo de Colau a Iglesias

Previamente, la alcaldesa Colau ha aprovechado el encuentro para ensalzar las medidas sociales aprobadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis social y económica derivada de la pandemia del Covid-19. Unas medidas lideradas en el Ejecutivo por Pablo Iglesias y Yolanda Díaz, pese a la resistencia de Calviño. «Las políticas sociales son tan importantes como las de recuperación económica» ha advertido Colau, asegurando que, sin las primeras, el apoyo a la digitalización y la economía productiva no tiene sentido.

«Se ha salvado a muchísima gente del abismo, esa apuesta por las políticas sociales es fundamental también si hacemos un apuesta por la digitalización y la innovación, queremos innovación, pero eso necesita las políticas sociales que el Gobierno esta impulsando de manera ejemplar y que dista mucho de la respuesta que se dio en 2008» ha asegurado Colau.

Comentar ()