Economía

Los ERTE siguen pesando en el turismo: hoteles y aerolíneas recuperan menos del 20% del empleo

Un grupo de visitantes en las Ramblas de Barcelona EFE/Marta Pérez

Más de la mitad de los trabajadores incluidos en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) ya ha vuelto a su puesto de trabajo. De los tres millones de empleados afectados -la última cifra proporcionada por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá– continúan 1,2 millones. Sin embargo, igual que la crisis no ha afectado por igual a todos los sectores, tampoco la recuperación está siendo homogénea.

Hay varios sectores que no han recuperado ni el 20% de los trabajadores que estaban incluidos en un ERTE, pero ninguno tiene tanto peso como el hotelero. Según los datos que publicó Escrivá, el sector de los servicios de alojamiento representa el 14% del total de ERTE y únicamente ha recuperado el 19% de los empleos afectados por un expediente de fuerza mayor.

El transporte aéreo, por su parte, con un peso del 2% sobre el total de los ERTE ha reincorporado al 13% de los empleados. Se trata de los mismos porcentajes que el sector de las actividades de agencias de viajes, operadores turísticos, servicios de reservas y actividades relacionadas con los mismos.

Volviendo al sector del alojamiento, a finales de junio, la cifra media de trabajadores en ERTE era de 211.317 afiliados. En el caso de las agencias de viaje y los operadores turísticos, así como de las reservas en este sector, contaba con una media de 32.005 afiliados en situación de expediente de regulación temporal de empleo. El transporte aéreo tuvo en junio una media de 23.889 afectados por ERTE, según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. En total, más de 267.000 empleados del sector turístico siguen en un expediente de regulación temporal de empleo en plena temporada de verano.

La restauración, en cambio, ya ha recuperado el 62% de los trabajadores en un expediente de regulación temporal de empleo, y es que mientras que la desescalada ha permitido la reapertura de bares y restaurantes, el turismo sigue una recuperación más lenta. Las grandes cadenas hoteleras planean abrir la mayoría de sus hoteles durante este mes de julio o incluso en agosto y aunque los aeropuertos ya han recuperado parcialmente su actividad, las cifras de vuelos todavía están muy por debajo de las de años anteriores.

Turismo a medio gas

En el caso de los hoteles, la cadena Meliá reabrirá medio centenar de alojamientos en España durante este mes, de forma escalonada. También lo hará así Barceló Hotel Group, tras abrir algunos hoteles en junio, continuará con sus reaperturas durante las próximas semanas. Riu abrió las puertas de algunos de sus hoteles el pasado mes, pero continuará en julio hasta que estén todos operativos.

Además, muchos de los alojamientos han vuelto a recibir turistas con reducción de aforo. En el caso de Iberostar, los hoteles incluidos en su plan de reapertura tenían unas ocupaciones medias del 50%.

El acondicionamiento de los hoteles para cumplir con las medidas de seguridad necesarias, junto con la incertidumbre sobre la demanda y la llegada de turistas internacionales han hecho que la vuelta a la actividad turística en nuestro país vaya todavía unos pasos por detrás de otros sectores y esto tiene consecuencias en la recuperación del empleo.

Aeropuertos

Por otra parte, aunque la movilidad se ha recuperado en el territorio nacional y han empezado a llegar visitantes de la Unión Europea y de algunos países autorizados por Bruselas, el ritmo de vuelos representa un cuarto de los operados en el mismo periodo del año pasado. Según los datos de Aena, los aeropuertos españoles ya registran un tráfico de unos 2.000 vuelos diarios, mientras que en julio del año pasado eran unos 7.000 cada jornada.

Con estos datos, no es de extrañar que el sector haya insistido en la necesidad de prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo hasta final de año. Tras el último acuerdo entre patronal, sindicatos y Gobierno, los expedientes por causas de fuerza mayor se alargarán hasta septiembre. Sin embargo, las proyecciones de la OCDE estiman que la caída del empleo en Canarias o Baleares, territorios dedicados fundamentalmente al turismo puede ser del 40% este año. El turismo ha vuelto, pero todavía está a medio gas.

Comentar ()