Economía | Empresas

Las telecos sufren la crisis del turismo con el desplome a la mitad del uso del ‘roaming’

Una viandante con mascarilla utiliza su teléfono móvil.

Una viandante con mascarilla utiliza su teléfono móvil. europa press

La debacle del turismo en este verano de pandemia está provocando cambios radicales en los hábitos y en el negocio de otros sectores. Las telecos llevan años registrando fortísimos crecimientos del uso de sus redes durante el verano por el aluvión de llegadas de turistas extranjeros. Pero en esta temporada estival del año del Covid (nada parecida a una temporada alta) las operadoras están afrontando grandes cambios en el tráfico de internet y de telefonía.

La reactivación del turismo comenzó muy a finales de junio, con el fin de las restricciones de movilidad por el estado de alarma y el levantamiento del cierre de las fronteras. Pero la oleada de rebrotes, con miles de contagios, ha hecho que varios países europeos (incluidos los  mayores mercados emisores de turistas, Reino Unido y Alemania) hayan impuesto cuarentenas forzosas o hayan incluido a España en listas negras de destinos de riesgo. Y el desplome en la llegada de turistas internacionales está siendo mucho mayor de lo esperado.

Hace tres años la Unión Europea puso fin al roaming, el odiado y oneroso sobrecoste que cobraban las operadoras de telecomunicaciones a sus clientes por las llamadas, los mensajes y, sobre todo, la conexión a internet que hacían en otro país. Desde entonces, las tarifas que los clientes pagan por una llamada, por navegar o por conectarse al Whatsapp es la misma fuera y dentro de su país. Y eso ha venido provocando que los turistas internacionales hayan disparado su consumo de internet y telefónico durante sus viajes por Europa.

En España, potencia turística global, se han registrado en los últimos veranos un uso disparado de los datos y de las llamadas móviles por la avalancha de millones de turistas internacionales, sobre todo en los destinos de costa y en las islas. Pero en este verano de pandemia y de crisis del turismo el tráfico se está desplomando.

Tanto en julio como en lo que llevamos de agosto se han registrado descensos del tráfico de roaming in (el que hacen los turistas que llegan a España) en el entorno de entre el 50 y el 54% en relación al año pasado, y también se han hundido a cerca de la mitad las líneas de usuarios extranjeros que han utilizado las redes españolas, según los datos que manejan varias de las grandes telecos nacionales a los que ha tenido acceso El Independiente.

Pero en el raro verano del Covid, muchos españoles han optado por no realizar viajes internacionales y han elegido destinos nacionales para sus vacaciones. Así que el tráfico del roaming out (el que utilizan los clientes nacionales cuando viajan fuera) también cae en relación al pasado verano, con descensos del uso de redes de cerca del 50% en julio y del 35% en agosto, y de caídas del número de líneas de más del 53% en julio y del 45% en agosto.

Con muchos menos turistas extranjeros y con más turistas españoles que se quedan en el país pero que han optado mayoritariamente por destinos de interior y del norte del país, las operadoras apuntan que el tráfico de las redes en buena parte de los destinos de sol y playa registran caídas de en torno a un 40% en relación al verano pasado. Mientras que los entornos rurales del interior del país han elevado ligeramente el uso de las redes en relación al año pasado.

Comentar ()