Economía | Empresas El sector exige “medidas contundentes” para controlar los contagios

Los hoteleros presionan para que España abra corredores aéreos seguros con test antes y después de viajar

La patronal Cehat se centra ahora en salvar la temporada de invierno en Canarias y se ofrece para mediar con los países nórdicos para evitar cuarentenas forzosas para los viajeros.

Pasajero con mascarilla en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Pasajero con mascarilla en el aeropuerto de Madrid-Barajas. ep

“El turismo se encuentra en la UVI y lleva así bastante tiempo”, dice Jorge Marichal, el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat). “Se ha conseguido mantener activas las constantes vitales del sector con los ERTE por fuerza mayor, con los avales del ICO o las carencias hipotecarias”. Pero el máximo responsable de la patronal hotelera alerta de que hacen falta más medidas, un auténtico plan de choque, para garantizar la supervivencia del tejido empresarial turístico.

Un plan que, según los hoteleros, se hace imprescindible tras el desastroso verano del sector (no ha llegado la recuperación que se anhelaba con la reactivación de los viajes a finales de junio). Cehat reclama crear unos ERTE especiales para los hoteles para bonificar los costes de los trabajadores acogidos a ellos y no los que vuelven a trabajar y que se amplíen hasta Semana Santa de 2021 y también pide que los establecimientos puedan no pagar algunos impuestos este año.

La patronal hotelera ahora se moviliza también para intentar activar, en la medida de lo posible, parte de la demanda de turistas extranjeros para la temporada de invierno que viene. La asociación está centrando sus esfuerzos en salvar Canarias, que tiene en el invierno su auténtica temporada alta y que su actividad depende muy especialmente de los viajeros internacionales.

“Necesitamos unos corredores turísticos seguros para intentar que la temporada de inverno en algunos destinos se pueda dar con seguridad  para nuestros clientes”, explica Marichal, que vincula esa seguridad a la realización de pruebas de detección del Covid antes y después de viajar a España. “Pedimos corredores para que los turistas puedan venir con un test y puedan volver a su casa con otro test y evitar así que sean forzados a guardar cuarentenas” al regresar a sus países.

Reino Unido ha impuesto cuarentenas a todos los viajeros procedentes de España y Alemania califica todo el país como “zona de riesgo” (hasta ahora salvaba a Canarias, pero ha dejado de hacerlo) y recomienda a sus ciudadanos no viajar. La patronal Cehat se está volcando en tratar impulsar el tercer mayor mercado para el archipiélago, los países nórdicos (con un 15% de los turistas internacionales), para salvar el invierno de los hoteles canarios.

Según ha reconocido el propio Marichal – que también es presidente de la canaria Ashotel (la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro)- en una carta remitida a la ministra de Turismo, Reyes Maroto, la patronal se ha puesto en contacto directo con los embajadores de Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca para ofrecerse a “garantizar unas vacaciones seguras a sus habitantes, incluyendo el establecimiento de corredores sanitarios” y ofreciéndose a sufragar parte del coste de los test de los viajeros a la vuelta a sus países. La asociación se ofrece a mediar con el Gobierno central y con el Gobierno de Canarias para garantizar las medidas de seguridad que exijan los países nórdicos a sus turistas.

Cehat defiende la generalización de los test a los turistas tanto antes del viaje como a su finalización. “Si la Unión Europea no se hace cargo de forma obligatoria de los test a la salida de los países, debemos ser nosotros los que los establezcamos a la llegada”, indicaba el presidente de la patronal hotelera en su carta a la ministra Maroto.

«Si un turista que llega a España no puede garantizar que se está libre de Covid-19 (PCR con 48 horas máximo antes del viaje), deberá hacérsele un test rápido a la llegada al primer aeropuerto español que pise. Este test deberá pagarlo el cliente. Al finalizar su estancia en destino y antes de regresar a su país, deberá realizarse una nueva prueba que garantice que está libre de COVID-19. Este nuevo test lo pueden pagar los hoteleros y el cliente, de forma conjunta”, se recoge en la misiva.

En cualquier caso, Marichal subraya que “nada de esto sirve si España no controla la curva de contagios” y siguen los “datos espeluznantes” de rebrotes en algunas comunidades autónomas. “No podemos esperar a que el virus vaya a controlarse solo. Se deben tomar medidas valientes, medidas contundentes, para controlar los contagios”, dice el presidente de la patronal hotelera. “Sin contener la curva de contagios es muy difícil convencer a los turistas de otros países de que confíen en nosotros”.

Comentar ()