Economía

La tercera ola echa por tierra las previsiones económicas de Moncloa

Los economistas subrayan la incertidumbre y los riesgos a la baja para pronosticar un crecimiento más moderado

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. R.Rubio.POOL / Europa Press

El comienzo del año coincidió con el inicio de la vacunación contra el coronavirus. Una buena noticia después de muchos meses que hizo recuperar la esperanza en el crecimiento económico. Sin embargo, el aumento de los contagios junto con las nuevas restricciones en algunas zonas de España han vuelto a nublar las perspectivas de economistas y analistas, aunque no del Gobierno.

Moncloa mantiene la previsión de crecimiento del 7% para 2021. Así lo expresó este lunes la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. Se trata de un cálculo que ya era optimista hace unos meses en comparación con el avance estimado por la Comisión Europea, del 5,4%. También el escenario más negativo del Banco de España dibujaba un panorama menos optimista, con un crecimiento del 4,2%.

Con el avance de la pandemia, ya son varias voces las que alertan de que el cuadro macroeconómico del Gobierno es demasiado “optimista”. Una de ellas es el informe Panorama económico y sectorial 2021 presentado por Mapfre Economics, donde estiman que la economía española crezca un 6,1% y advierten de un escenario “cargado de incertidumbre, especialmente por la reincidencia de olas de contagios hasta se consiga alcanzar una inmunidad generalizada de la población”.

En la misma línea habla Alicia Coronil, economista jefe de Singular Bank: “Las previsiones del Gobierno son el escenario más optimista. Teniendo en cuenta los datos a cierre del año de consumo privado, las reducciones de la movilidad y los retrasos en la vacunación, esperamos que el crecimiento sea más moderado”.

Para Coronil, los anuncios de nuevas cepas, la tasa de vacunación y también la inclemencia climática que se ha vivido este fin de semana son riesgos a la baja para la economía española. “A corto plazo el entorno sigue siendo muy exigente e incierto, y las restricciones a la movilidad necesarias para contener la pandemia seguirán pesando sobre la actividad en el inicio del año”, insisten desde CaixaBank Research.

Las opciones del Banco de España

En diciembre, el Banco de España publicó las proyecciones macroeconómicas 2020-2023 en las que se dibujaban tres escenarios, como viene siendo habitual. Tanto el escenario central como el más severo asumían rebrotes de la pandemia. Mientras el central tenía en cuenta restricciones similares a las de diciembre, la previsión más pesimista contemplaba “un endurecimiento de las medidas de contención por encima de los niveles vigentes”.

Cabe señalar que aunque no ha sido de forma homogénea en todo el país, sí ha habido regiones que han aumentado sus restricciones tras las fiestas navideñas. Por este motivo, la economía podría acercarse a las perspectivas más negativas del supervisor bancario. El escenario severo, además, tenía en cuenta una “consecución más tardía de la inmunidad de la población”, un aspecto que tendría “efectos adversos más graves sobre el tejido productivo”. En ambos casos, la previsión de crecimiento del PIB es inferior a la pronosticada por el Gobierno, de entre el 6,8 y el 4,2%.

Mal año para el empleo

El paro, por su parte, podría alcanzar una tasa de entre el 18,3 y el 20,5%, también por encima de las expectativas de Moncloa, según las previsiones del Banco de España. La economista jefe de Singular Bank reconoce que “las cifras están un poco contenidas” por el uso de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que actualmente protegen a más de 755.000 personas.

“El tono es negativo y el riesgo de que el paro sea más alto de lo esperado es muy alto. No podemos olvidar que nuestra economía está compuesta por mucha pequeña y mediana empresa que están sufriendo restricciones en sectores concretos”, explica Alicia Coronil. La economista advierte de que nuestro país “ya partía de un paro estructural del 14% y el riesgo es que se acentúe”.

También en términos de empleo el Gobierno peca de optimista y espera que la tasa de paro alcance el 16,9% este año, un porcentaje en el que solo coincide en Fondo Monetario Internacional. La Comisión Europea sitúa la tasa de paro en el 17,9% este año para España.

A la espera de cómo se reconfiguren los ERTE a partir de febrero, y de conocer si se produjo crecimiento económico en el último trimestre de 2020, 2021 ya ha echado por tierra las previsiones económicas de Moncloa.

Comentar ()