Economía

Vivendi aumenta su posición en Prisa hasta el 10% y refuerza su relación Amber Capital

La compañía sigue escalando en bolsa tras la salida de HSBC y el desembarco del grupo francés

Sede de Prisa de la Gran Vía de Madrid

Sede de Prisa en Gran Vía (Madrid) EFE

Vivendi desembarcó el pasado viernes en Prisa y el grupo francés ha dado un serio aviso al mercado de que sus intenciones en el grupo mediático son serias. Este lunes ha confirmado que su posición en el editor de El País o Cinco Días es del 9,9% frente al más de 7,5% con el que aterrizó la semana pasada.

La llegada de Vivendi es un soplo de aire fresco a Prisa puesto que el grupo galo podría acometer importantes cambios dentro del modelo de la cotizada española. Además, cuenta con el apoyo de dos de los grandes accionistas, Amber Capital (que controla casi el 30%) y Telefónica, que ha pasado a ser un jugador activo desde el pasado diciembre. 

La empresa gala ha resaltado que la entrada en el capital de Prisa forma parte de su estrategia para reforzar su posición como un grupo global de contenidos, medios y comunicación y ampliar su acceso a los mercados de habla hispana en Europa, América Latina y Estados Unidos.

Los nuevos cambios accionariales han provocado que los títulos del conglomerado informativo hayan experimentado importantes subidas. En concreto, este lunes los avances han llegado a ser del 3% aunque según ha ido avanzando la sesión las subidas se han relajado.

No obstante, Prisa se está comportando notablemente sobre el parqué y sus títulos se revalorizan un 12% desde el pasado jueves, coincidiendo con el adiós de HSBC del grupo. Así, la acción tiene un valor de 1,03 euros. 

Candidato a la presidencia

Una de las principales tareas que deberá acometer el accionariado de Prisa será el de encontrar un presidente. Por ahora, el cargo lo ostenta Joseph Oughourlian y, según diversos medios de comunicación su intención es quedarse de manera permanente y abandonar la interinidad.

Pero esta teoría no está del todo segura ya que otras voces ponen en el sillón de Prisa a otros candidatos, una vez que Monzón abandonó el cargo con el consentimiento de Amber Capital y Telefónica, hecho que desencadenó una guerra entre ambas partes. 

Comentar ()