Economía | Empresas

Prisa lanzará un plan de ajuste en su plantilla y gastos fijos para recortar más de 30 millones

El grupo mediático lleva meses reestructurando su patrimonio para ahorrar costes

Sede del Grupo Prisa en Gran Vía 28, Madrid

Sede del Grupo Prisa. EFE

Prisa prevé recortar unos 30 millones de euros en su plan de reestructuración de empleados y otros gastos que se oficializará en los próximos meses. Según ha podido conocer este medio de fuentes cercanas a la compañía, el grupo mediático quiere meter la tijera en los costes destinados a sus empleados de todas las cabeceras para solventar la delicada situación económica en la que se encuentra.

Aunque tal y como avanzaron otros medios de comunicación el ERE iba a centrarse en la Cadena Ser, Oughourlian y su equipo directivo van a extender los expedientes de regulación de empleo a Cinco Días, El País o Santillana. No obstante, fuentes del grupo descartan que se vaya a producir un ERE y arguyen que prepara «un plan de reducción de gastos».

El presidente de Prisa ha confiado a Manuel Mirat, que será el máximo responsable de Santillana, la tarea de acometer los cambios pertinentes en la plantilla de la cotizada española.

Cabe recordar, que esta misma semana Prisa anunció una reorganización en su cúpula directiva. En lo que respecta a Mirat, continuará en la cúpula del grupo hasta que desembarque en Santillana.

Según fuentes de la compañía, dicho plan consiste en en reducir 15 millones en costes fijos y otros 15 en temporales. «Las reducciones temporales suponen una extensión de las medidas extraordinarias tomadas en 2020 ante la situación de la pandemia que incluyen principalmente reducciones salariales y renegociaciones de contratos», arguyen desde Prisa.

Respecto a las rebajas salariales, se negocia una rebaja del 10% a los empleados que cobren más de 85.000 euros anuales en todas las empresas en todas las cabeceras, mientras que en Cadena Ser, «se buscan nuevas fórmulas», según fuentes de Prisa.

Negociaciones

Las negociaciones, de acuerdo a fuentes sindicales, ya han comenzado y los primeros encuentros han servido para que los empleados del grupo reciban un jarro de agua fría.

Tal y como se citaba anteriormente, Prisa prevé acometer despidos en cabeceras como El País, Cadena Ser o su medio económico, Cinco Días. El grupo quiere realizar un ERE de unas 300 personas, según voces laborales. Algo que la empresa niega en rotundo a El Independiente. La empresa busca negociar salidas de empleados con la edad cercana a la jubilación o de aquellos que lleven más tiempo dentro de las oficinas de Gran Vía o de las instalaciones cercanas a Canillejas.

Pero, además, la compañía quiere reducir una parte del salario de sus trabajadores. Según las primeras conversaciones entre los sindicatos y Prisa se ha puesto encima de la mesa una reducción de hasta el 20% de los salarios, algo que desde el comité de empresa se califica como “muy duro”.

Dentro de las negociaciones también se ha debatido sobre la posibilidad de que se congelen las bonficaciones por concepto de antigüedad y promoción dentro de la empresa.

Cambios

Como se subrayaba anteriormente, Prisa aprobó un nuevo organigrama para llevar a cabo la separación efectiva de sus dos grandes líneas de negocio e impulsar la creación de Prisa Media, además de nombrar a Miguel Barroso, exsecretario de Estado de Comunicación, como nuevo consejero en representación del máximo accionista Amber Capital.

Prisa asegura, en este sentido, que la experiencia profesional de Barroso y su conocimiento del sector «encajan perfectamente con los objetivos del plan estratégico en el que está inmerso el grupo».

Comentar ()