La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha empeorado este viernes la previsión de crecimiento de España para 2021 y ahora estima que el país crecerá un 6,5% frente al 9,8% que estimó en octubre, dato que tenía en cuenta el impacto de los fondos europeos, o del 7,2%, que no contaba con ellos.

En este caso, el Gobierno solo ha facilitado un escenario, el del que el PIB crecerá un 6,5%, lo que, ha especificado Calviño, incluye el impacto de los fondos europeos. Son 3,3 puntos de diferencia entre una previsión y la inmediatamente anterior, una brecha a la que la ministra ha quitado importancia insistiendo en que diversos factores se han modificado a lo largo de los últimos meses.

En ese sentido, Calviño ha indicado que este empeoramiento de la caída del PIB se debe al peor comportamiento de la economía española ya que la tercera ola del Covid ha tenido una mayor repercusión que la segunda en nuestro país, a la vez que ha sido considerable el impacto de la tormenta Filomena y al peor avance del conjunto de países de la zona euro.

Para 2022, el crecimiento estimado es del 7%. Mientras, la tasa de paro se situará en el 15,2%, frente al 16,9% estimado antes, una mejora ocasionada por que se ha «roto» el patrón de destrucción de empleo, todo según ha explicado en la rueda de prensa de la actualización del escenario macroeconómico. También ha transmitido que se situará en el 14,1% en 2022, en el 13,2% en 2023 y en el 12,7% en 2024.

En esta ocasión, la ministra no ha aportado cifras de déficit ni de techo de gasto, emplazando al plan de Recuperación que España debe enviar a Bruselas y que la semana próxima el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explicará en el Congreso.

La ministra ha apuntado que ahora la recuperación se retrasa un trimestre, y que el saldo conjunto de ambos años (2021-2022) se mantiene. «Se trata de una previsión prudente y muy alineada con los pronósticos de los analistas nacionales e internacionales», ha afirmado.

Es así: las cifras actuales que maneja el Gobierno ahora sí coinciden con los de los organismos nacionales, internacionales y servicios de análisis que hacen previsiones de este tipo, cosa que no sucedía con la previsión anterior. Este martes, el FMI cifró el crecimiento de España en 2021 en el 6,4%, mientras que el Banco de España cree avanzará un 6%la OCDE, un 5,7%; BBVA Research, un 5,5%; Caixabank Research, un 6%, y Funcas, un 5,8%.

La recuperación llegará en 2022

Preguntada sobre cuándo la economía española recuperará los niveles anteriores a la crisis del Covid, Calviño ha previsto que el PIB anterior a la pandemia regresará «hacia finales de 2022» y que en 2024 se logrará la fase de crecimiento en la que se encontraba el país.