Economía | Empresas

La pandemia adelanta el nuevo escenario de fusiones y ajustes en los medios de comunicación

La falta de publicidad y la mejora de las rentabilidades aceleran las conversaciones en el sector

Sede de Prisa de la Gran Vía de Madrid

Sede de Prisa en Gran Vía (Madrid) EFE

La pandemia, lejos de paralizar la actividad empresarial de los principales sectores económicos, ha provocado que surjan nuevas oportunidades. Ha sucedido en la banca, que se encuentra en pleno proceso de consolidación y de ajustes, en las empresas de telecomunicaciones, con importantes fusiones, o en la energía con planes de salida a bolsa y OPAs de por medio. 

Lo mismo ocurre en el sector de los grupos de información. En los últimos meses se han sucedido una serie de decisiones operativas que han acelerado el cambio en los medios de comunicación. Fuentes del sector explican a El Independiente que la pandemia ha ocasionado “un importante agujero en los ingresos por publicidad, sobre todo al principio del estado de alarma”, lo que se traduce “en pérdidas significativas en los grandes grupos mediáticos”, aseguran.

De hecho, basta con repasar los resultados empresariales de los grandes conglomerados que cotizan en España para darse cuenta del impacto negativo que han cosechado tras la llegada del coronavirus en materia de ingresos por publicidad. Prisa dejó de facturar casi un 30%, Atresmedia perdió un 17% respecto al año anterior, Vocento cedió un 13% y Mediaset fue la que mejor aguantó el tipo con un 12%, de acuerdo a los datos presentados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Reajustes laborales

La merma de ingresos, como se mencionaba anteriormente y ha venido contando este medio durante los últimos meses, ha empujado a que se propongan importantes reajustes en las diferentes plantillas de los grupos mediáticos en España.

Prisa, dañada por la falta de ingresos, ha iniciado una importante reforma en sus redacciones y despachos. Con la llegada de Oughourlian y su posterior ratificación que le dio plenos poderes, se han pactado rebajas salariales para ahorrar un total de 30 millones de euros. 

No han sido los únicos cambios. La cabecera de El País y Cadena Ser decidió crear nuevas divisiones como la de medios o la de educación para diversificar su negocio e intentar vender algunas de éstas. Con los cambios, la cotizada española ha fichado a Carlos Núñez como nuevo CEO para dirigir las principales marcas mediáticas y negocia la salida de históricos como Martínez-Peón o Felipe de Lucas.

Algo parecido ha sucedido en Vocento. Los trabajadores y la directiva del grupo negocian una rebaja salarial para todos sus empleados. Así, el conglomerado ofreció a la plantilla dos opciones: una bajada del 10% de los sueldos superiores a 25.000 euros o una bajada del 8% a esa franja más la suspensión de las aportaciones al plan de pensiones. De no cristalizar el acuerdo, habrá un ERE, aunque se espera que no se llegue a materializar.

Unidad Editorial, que este viernes cambiará de presidente y consejero delegado tal y como se ha conocido recientemente, ha propuesto un ERE para su división de revistas. Meses antes, la cabecera de El Mundo y Expansión ya ejecutó otros despidos en plena pandemia en delegaciones importantes repartidas por la geografía española, que dejó a 224 redactores en la cola del paro.

Hay que recordar que el grupo editorial Condé Nast anunció un expediente de regulación de empleo (ERE) para sus empleados en España. El grupo es el editor de AD, Glamour, GQ, Vanity Fair, Vogue y Condé Nast Traveler. La dirección ha planteado un adelgazamiento en la plantilla de hasta 55 personas.

Fusiones para unir sinergias

“Las regulaciones en las plantillas son parte de la estrategia por las que apuestan los grandes grupos mediáticos para acometer integraciones, compras o fusiones”, explican fuentes del sector. 

Dichas voces recalcan que “se está produciendo una consolidación” y que “es inviable para las empresas” que existan duplicidades. Por eso, “se van a producir ERE o rebajas de salarios porque es el paso previo a que los grupos inicien conversaciones y plasmen negociaciones importantes”, narran a El Independiente fuentes cercanas a estas operaciones.

Tal y como ya avanzó El Independiente, Vocento, en pleno proceso de reestructuración de plantilla, propuso rebajas salariales para poder acometer un nuevo intento para adquirir varias cabeceras de Prisa. La cúpula directiva comunicó en una reunión que se había diseñado una hoja de ruta para poner en marcha dicha operación, una vez que no se llegó a cristalizar en las pasadas navidades.

Prisa, objeto de deseo

Pero a Prisa le han aparecido en los últimos meses muchos novios. La cabecera de El País y Cinco Días ha vivido meses convulsos desde que Oughourlian diese un golpe de efecto y apartara a Javier Monzón, hombre fuerte de Ana Botín dentro del grupo, y postularse como máximo dirigente.

Durante este invierno, la lucha de poderes entre Banco Santander, por un lado, y Telefónica y Amber Capital, por otro, ha sido titánica. Finalmente, la batalla la ganó el fondo armenio con el apoyo del presidente de Telefónica Álvarez-Pallete, que a su vez, ha podido colocar a hombres de su confianza en puestos clave dentro del organigrama de Prisa. Oughourlian decidió salvar la situación financiera (ya sin el apoyo de Ana Botín) por lo que apostó en disgregar el grupo para realizar ventas y salvar los números rojos.

Y a la división de medios, pretendientes no le han faltado. Primero fue Blas Herrero el que lanzó una oferta para adquirir las diferentes cabeceras. Semanas después, Vocento se preparó para presentar una oferta, pero que finalmente quedó en papel mojado. Henneo, grupo editor de 20 minutos o Lainformacion.com también se interesó por el capital social de Telefónica.

Y ahora, tal y como adelantó El Confidencial, Grupo Godó mueve ficha para irrumpir en el accionariado de Prisa, a través de su parte en Cadena Ser. El grupo catalán ha propuesto un intercambio de acciones para tomar posiciones en el consorcio editorial que preside Joseph Oughourlian y así poner en valor su actual participación en Prisa Radio

Con todo, Godó ha pactado la conversión de las acciones y el canje correspondientes al 18% del capital de Prisa Radio, por el 7% de la sociedad hólding de Prisa Media.

Te puede interesar

Comentar ()