Economía | Empresas

El Gobierno sugiere no utilizar electrodomésticos a la vez para ahorrar 300 euros al año en la nueva factura

La CNMC asegura que se podrían ahorrar hasta 300 euros anuales para un consumidor con alto equipamiento eléctrico

Imagen de una factura de electricidad

Una factura eléctrica

Cuenta atrás para que millones de hogares en España tengan una nueva tarificación. A partir del 1 de junio, los españoles tendremos en nuestros buzones a fin de mes una nueva factura, como ya ha venido contando este medio, con la que el Gobierno pretende que los usuarios eléctricos sean “más eficientes”.

A pesar de que el sector asume que la factura de la luz se incrementará hasta en un 15% en nueve millones de hogares, el Gobierno y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) consideran que el recibo anual puede verse beneficiado hasta en 300 euros siguiendo una serie de pautas. Eso sí, dichas recomendaciones no dejan de ser utópicas y un tanto surrealistas debido a la dificultad que entrañan realizarse. 

El modelo fija tramos horarios y el regulador calcula que el consumo en las horas valle puede llegar a ser un 95% más barato que en las punta. Se introducen unos peajes y cargos (suponen el 50-55 % de la factura final del consumidor doméstico) que diferencian precios en tres periodos: punta -más cara-, llano y valle -mucho más barato- (un 95% más barato que en punta).

La nueva tarifa pretende inducir comportamientos eficientes de los consumidores de electricidad, incentivándolos a trasladar su consumo eléctrico desde las horas de máxima demanda eléctrica (horas punta) a otras de menor uso (horas valle), lo que reducirá la necesidad de llevar a cabo nuevas inversiones en redes.

Con estas premisas, el Gobierno y la CNMC aconsejan a los clientes que elijan bien períodos valle para hacer funcionar los electrodomésticos. En concreto, el regulador «sugiere a los españoles desplazar la demanda a periodos fuera de punta y ajustar la potencia a la demanda máxima durante el periodo de valle» para reducir la factura.

De hecho, pone como ejemplo el traslado de la hora de la plancha a los fines de semana o la madrugada para ahorrar. “Planchar en periodo de llano en lugar de en punta disminuiría el coste en 38 euros/año”, asegura la CNMC, quien también augura que en caso de ajustar la potencia de punta a 3,5 kW y la potencia de valle a 2,3 kW, se obtendría una reducción del componente regulado del 6,8%”.

Los consumidores cargan contra el nuevo sistema

El nuevo modelo llegará la próxima semana y las asociaciones de consumidores ya han cargado contra la nueva factura. Rubén Sánchez, portavoz de Facua, recalcó este martes que “las tarifas eléctricas que va a imponer el Gobierno en junio son una denigrante falta de respeto a los consumidores”.  A su vez, explica que “en vez de obligar a las eléctricas a mejorar las redes de distribución, el Gobierno quiere que para pagar menos, lavemos, planchemos y cocinemos de madrugada”.

Las declaraciones de organismos, Gobierno y asociaciones se producen un contexto complicado para el precio de la luz que este miércoles volverá a superar los 80 euros por megavatio a la hora, superando los 90 en algunos momentos del día. 

Te puede interesar

Comentar ()