Economía | Empresas

El 60% de los hosteleros dedica menos de un 2% de sus ingresos a digitalizar su negocio

Un 74% ven en la digitalización una oportunidad para aumentar sus ventas y facturación y solo un 40% cree que sirve para reducir los costes operativos

Una camarera atiende a varios clientes en una terraza.

Una camarera atiende a varios clientes en una terraza. Iñaki Berasaluce / Europa Press

Las empresas del sector de la hostelería tienen una asignatura pendiente con la digitalización de sus negocios, uno de los vectores sobre los que se pretende transformar la economía con el uso de los fondos europeos de reconstrucción. Las compañías de un sector tan atomizado dicen ser conscientes de la importancia de incorporar los avances digitales para mejorar la actividad diaria, pero reconocen que aún queda mucho margen por delante.

De hecho, un tercio de los establecimientos declara no invertir nada en digitalización y un 60% de las empresas reconoce que no dedica más de un 2% de sus beneficios a implementar herramientas digitales que permitan mejorar su modelo de negocio. Y según la encuesta realizada por la patronal Hostelería de España entre 4.900 actores del sector, sólo un 24% afirma haber invertido más del 3% de sus ventas en digitalización.

«La mitad de empresas no están apostando y usando las herramientas digitales. Con la estructura sectorial que tenemos, con empresas muy pequeñas, el día a día les come», reconoce el secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego. Aunque existe un notable interés, el informe refleja que el sector formado por un 87% de pequeñas y medianas empresas (pymes) se encuentra con diferentes barreras para avanzar por esa vía.

«Los hosteleros entienden que incorporar tecnología en sus negocios les ayudará para ser más eficientes y generar más ventas, pero reconocen que les falta conocimiento», considera Guillermo Arrieta, director de desarrollo comercial y marketing clientes de Mahou-San Miguel.

Un camarero llena un vaso de cerveza en un restaurante. Álvaro Ballesteros / Europa Press

Un 56% de las empresas asegura no contar con presupuesto suficiente para ello, mientras que otro 38% afirma no tener tiempo para abordar el proceso. A ello se suma la falta de formación o personal cualificado (36%) o la dificultad para medir su impacto (32%). Esto último afecta más al ocio y los negocios de alojamiento, mientras que la falta de tiempo se nota más entre los locales de restauración.

Un 48% de los encuestados considera tener su negocio muy poco desarrollado en términos digitales. El nivel de digitalización entre los bares y cafeterías y locales de ocio es, además, ligeramente inferior al que registran los restaurantes y los alojamientos.

Un 56% de las empresas asegura no contar con presupuesto suficiente para ello, mientras que otro 38% afirma no tener tiempo para abordar el proceso

También hay disparidad de respuestas sobre lo que creen que les puede reportar dichas inversiones. Un 74% de los hosteleros ven en la transformación digital una oportunidad para aumentar sus ventas y facturación, mientras que el 62% espera que le ayude a dar a conocer su negocio e incrementar su número de clientes. Bastante por detrás quedan otros posibles objetivos como mejorar la productividad (41%) o reducir los costes operativos (40%).

Asimismo, más de la mitad de hosteleros todavía no han decidido la previsión de inversión en tecnología en corto plazo. Un 29% prevé aumentar la inversión que realiza actualmente y otro 18% piensa mantenerla. Los bares y cafeterías son los servicios con mayor indecisión a la hora de invertir. Asimismo, el estudio observa una relación entre la antigüedad y el número de trabajadores de la empresa y su predisposición a aumentar la inversión en digitalización.

«Es una oportunidad que no podemos dejar pasar», dice el secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego, sobre los fondos europeos que la UE prevé desembolsar en los próximos años para la recuperación post-pandemia. Precisamente, la digitalización de diversos sectores de la economía es uno de los ejes clave del programa de ayuda comunitario: «Estamos en un entorno de grandes empresas, los grandes proveedores del sector hacen esfuerzos, pero el apoyo va a tener que venir de los fondos y las administraciones públicas», ha añadido.

Para ello, la patronal ha puesto en marcha una plataforma de asesoramiento (Conectadhos) con cuatro grandes compañías vinculadas al sector (Mahou-San Miguel, Coca-Cola, Pernod Ricard y Makro), junto la consultora EY. El pasado mes de enero presentaron una Manifestación de Interés ante el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que gestionará uno 3.200 millones. Su objetivo es captar más de 238 millones de los fondos Next Generation.

Comentar ()