Economía | Empresas

BM, el súper vasco que sigue a la conquista del centro y la sierra de Madrid

En febrero abrió su segundo local en Collado Villalba y a partir de septiembre quiere entrar en Pozuelo y Galapagar, además de abrir cuatro tiendas en el centro de la capital

Imagen del supermercado BM en Majadahonda (Madrid).

Imagen del supermercado BM en Majadahonda (Madrid). EP

La cadena BM Supermercados tiene decidido seguir adelante con su plan de expansión en la Comunidad de Madrid. La compañía de origen vasco, donde tiene una cuota de mercado de más del 15%, planea ya sus nuevas aperturas en la región tras el verano, tras haber inaugurado una segunda tienda en la localidad de Collado Villalba.

Pertenecientes al grupo Uvesco, están presentes en el País Vasco, Navarra, La Rioja, Cantabria y la Comunidad de Madrid, y ahora siguen adelante con unos planes que arrancaron en 2017 en la sierra madrileña, con la adquisición de los establecimientos de la cadena Gigante.

Su objetivo estratégico pasa por abrir entre 8 y 10 establecimientos cada año. Fuera de la región madrileña, este año han inaugurado ya cinco tiendas bajo el modelo de franquicia BM Shop, repartidos por Gipuzkoa, Álava y Navarra (Marzo), el último, en el mes de junio en la localidad guipuzcoana de Usurbil.

«Nuestro objetivo no es tener un gran volumen de supermercados, sino priorizar y asegurar aquellos que sabemos que responden a nuestra estrategia. Se estudian mucho los proyectos de apertura y no se abren por una cuestión numérica», explican a El Independiente fuentes de la empresa.

A pesar de que las licencias o el retraso en las obras siempre pueden hacer que las aperturas se retrasen un poco más de lo previsto, la idea de la compañía siguen siendo completar la apertura de diez nuevos establecimientos este año, con una inversión total de 45 millones de euros.

Al margen de otras seis franquicias, la compañía tiene todavía pendientes abrir siete tiendas propias en Sopelana (Vizcaya), Castro Urdiales (Cantabria), Logroño (La Rioja). Y en la Comunidad de Madrid seguirá penetrando en la zona norte con tiendas en Pozuelo de Alarcón y Galapagar. Además, a las dos que tiene abiertas actualmente en el centro de la capital quiere sumar otros cuatro supermercados.

Zonas de renta media alta

De momento, se resisten a desvelar sus emplazamientos definitivos de estos últimos. Aunque su estrategia en esta primera fase del plan de expansión siempre se ha centrado en zonas de renta media alta. Eso sí, fuentes de la empresa aseguran que aunque no tienen fecha definitiva de apertura, está previsto hacerlo entre los meses de septiembre y diciembre. El año pasado abrió tiendas en Majadahonda, Las Rozas, Colmenar Viejo, San Sebastián de los Reyes y también otra en el centro de Madrid.

Así se reparten los supermercados BM en la Comunidad de Madrid.

La compañía cuenta con todos sus establecimientos orientados a la atención al cliente, ubicados en zonas urbanas o de fácil acceso, sin formato de hipermercado. Asimismo, la compañía vasca apuesta sobre todo por la marca de fabricante en su surtido y tienen como central de compras al Grupo IFA. Por otro lado, colocan a las secciones de frescos en un lugar prioritario de su estrategia comercial. Salvo por cuestiones de tamaño, todos sus establecimientos apuestan por secciones de carnicería y pescadería atendidos por personal especializado y frutería y verdura de libre servicio.

Al igual que el resto de competidores, durante la pandemia se vio obligada a reforzar el personal en los servicios de compra por internet y entrega a domicilio. «En el confinamiento, contratamos personal para atender toda la demanda y pusimos en marcha un servicio de atención telefónica para personas mayores», apuntan fuentes de la compañía.

Con la vuelta a la normalidad, todas las mejoras introducidas se mantuvieron. Aunque no es su foco de desarrollo, sí que han notado que la demanda en este canal complementario es actualmente tres veces superior a los niveles que se registraban antes de la pandemia en este canal.

El Grupo Uvesco cerró 2020 con una facturación de 954 millones de euros. En un contexto marcado por la pandemia, obtuvo un incremento del 23% en su cifra de negocio y creció 1,08 puntos en su cuota de mercado, según datos de la consultora Nielsen. Fruto de sus planes de expansión, cerró el ejercicio con una plantilla de 5.664 trabajadores, lo que supone 543 nuevos empleados más en un año. Todos ellos se reparten entre los 240 supermercados propios en País Vasco, Cantabria, Navarra, La Rioja, Madrid y Ávila, tienda online, y cuatro plantas logísticas, además de 13 franquicias BM Shop.

Te puede interesar

Comentar ()