Economía | Empresas

Luz casi gratis: poner una lavadora o el aire acondicionado costará menos de 2 céntimos durante la siesta

Una lavadora en una hogar español

Imagen de una lavadora Pixabay

En unos tiempos en los que apretar el botón rojo de encendido de un electrodoméstico se ha convertido en una odisea dependiendo de la hora en la que se hiciera, el sistema marginalista para instaurar los precios diarios en el mercado eléctrico ofrece paradojas como que, por ejemplo, en esta jornada de sábado pueda haber 100 euros de diferencia por cada megavatio consumido en apenas unas horas.

De acuerdo a OMIE, el operador de mercado eléctrico en España, el precio que los españoles pagarán de media el 7 de agosto será de 65,64 euros, lejos de los 106 euros que se han llegado a pagar a inicio de semana. Esto se debe, fundamentalmente, a que la demanda durante sábado y domingo es infinitamente inferior a la del resto de días ya que la actividad laboral se reduce ostensiblemente.

Por tanto, durante esta jornada el precio se desplomará un 40% respecto al martes. A esto hay que sumarle que nos encontramos en el período de vacaciones por antonomasia, por lo que buena parte de los españoles se encuentran disfrutando del sol y playa de nuestras costas.

Por franjas horarias, tal y como se ha subrayado anteriormente, habrá un desfase de hasta 100 euros ya que a la una de la madrugada de este sábado se pagaron hasta 101 euros por cada megavatio consumido. Será a primera hora de la tarde cuando el sistema regulado nos regale casi la electricidad ya que tendrá un precio de 0,9 euros por cada megavatio utilizado.

¿Y en qué se traduce esto? Pues que poner una lavadora o encender el aire acondicionado para dormir una reparadora siesta será prácticamente gratis. Según apuntan fuentes del sector, los precios de las cuatro y cinco de la tarde, provocarán que encender un electrodoméstico de alta potencia apenas tenga un coste de un par de céntimos de euro.

De subida en subida

Este descenso en el precio de la electricidad, supondrá una tregua a los altos precios que han pagado durante las últimas semanas los españoles. Agosto amenaza con ser el más caro desde que se tienen registros y sin olvidar que julio ya batió todos los récords.

El análisis de Facua sobre la evolución de la tarifa semirregulada PVPC en julio pone de manifiesto una subida del 36,2% con respecto a julio del año pasado en la factura mensual del usuario medio, que sitúa en 85,34 euros.

En lo que va de año, el recibo del usuario medio ha sido de 80,48 euros en enero (subida interanual del 18,5%), 62,08 euros en febrero (bajada interanual del 3,8%), 70,90 euros en marzo (+18,0%), 81,55 euros en abril (+46,4%), 82,13 euros en mayo (45,4%), 81,27 euros en junio (34,2%) y 85,34 euros en julio (36,2%).

Desde el sector eléctrico se insiste en que las subidas se deben a la desaparición del “carbón en el mix del sector eléctrico deja al ciclo combinado como la tecnología cuyo coste marginal pasa a constituir la referencia del precio en el mercado mayorista”.

Además, recalcan que el CO2 se ha incrementado un 52% en lo que va de año, pasando de niveles de 33,4 €/t en enero a los 51 €/t actuales. Es decir, ha aumentado 17,5 €/t. Por su parte, el precio del gas en MIBGAS con entrega al día siguiente se ha incrementado en un 55% entre los mínimos de febrero y los valores actuales.

Te puede interesar

Comentar ()