Economía | Empresas

Rubiales entra en la guerra del fútbol y asegura que el acuerdo de LaLiga con CVC es ilegal

La RFEF emite un comunicado y se posiciona con Real Madrid y Barcelona

Luis Rubiales, presidente de la RFEFF, y Javier Tebas, que acaba de dimitir para presentarse nuevamente a la presidencia de LaLiga.

Luis Rubiales, presidente de la RFEF, y Javier Tebas, presidente de LaLiga. EP

Si a la guerra del fútbol español le faltaba alguien, ese era Luis Rubiales. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) mantiene desde hace años una dura pugna con Javier Tebas, presidente de LaLiga, por diversas cuestiones organizativas en el deporte rey de nuestro país. Ahora, no ha dudado en posicionarse en contra de la llegada del fondo inversor CVC al accionariado de la patronal de los clubes y lo califica de “ilegal, pésimo y lamentable”.

La RFEF ha emitido un comunicado en el que explica que ha podido acceder “solo 48 horas antes» de la asamblea general de LaLiga -que se celebra este jueves para decidir el futuro de la nueva joint venture– al acuerdo entre la competición y CVC. Además, deja en el aire que la institución de Javier Tebas haya entregado toda la información necesaria para conocer el futuro de los planes del fondo inversor.

Tal y como contó este medio, la RFEF narra que la estructura de la operación tiene dos partes: una relacionada con la comercialización de los derechos audiovisuales, por un lado; y el resto de negocios de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, que conforman un grupo heterogéneo, por otro.

Respecto a los derechos audiovisuales (Real Madrid y Barcelona muestran su desacuerdo en la idea que trabajan Tebas y CVC) la Federación habla de que se producirán “numerosos litigios derivados del acuerdo” ya que, entiende, que “se pretende forzar hasta el extremo algunas instituciones jurídicas; sino también por razones económicas, dado que se gravan intensamente  los derechos de los clubes y SADs para los próximos cincuenta años a cambio de una cantidad de dinero poco significativa”. 

El organismo dirigido por Luis Rubiales asegura que la entrada del fondo extranjero también imposibilita la evolución del torneo de LaLiga, “haciendo que en la práctica y en aplicación del acuerdo la competición quede petrificada sin posibilidad de evolución o sólo pueda modificar cuando un tercero ajeno a la estructura deportiva así lo decida o acuerde hecho que vulnera de manera flagrante la ley y el modelo deportivo europeo”. El máximo dirigente de la Federación es partidario de modificar el formato del campeonato nacional liguero y ofreció a Tebas un nuevos sistema, que fue rechazado por el presidente de la patronal de clubes, creando un nuevo frente entre ambos directivos.

La Real Federación también acusa a Javier Tebas de crear una nueva sociedad para “aumentar sus emolumentos” con el desembarco de CVC en el fútbol español y “eludirá los ya de por sí pocos controles que ahora se le imponen”.

Por último, la RFEF “no va a permitir” los honorarios que planea LaLiga al fútbol más modesto puesto que piensa que serán cuantías menores a las que establece la ley. Desde hace varios años, los derechos televisivos del fútbol no profesional está centralizado “ estableciendo unos controles y unas aportaciones obligatorias para determinadas finalidades. Si la LNFP pretende ahora saltarse los controles y disminuir las aportaciones a que el Real Decreto-Ley le obliga”.

Por todo ello, la RFEF ha enviado un burofax a todos los clubes que integran Primera y Segunda explicando su postura negativa al nuevo acuerdo que, previsiblemente, se consumará este jueves tras la asamblea.

LaLiga se defiende

Horas después del comunicado de la RFEF, LaLiga ha vuelto a contestar al organismo dirigido por Luis Rubiales. La patronal de clubes señala que ha facilitado a la RFEF con total «transparencia la documentación
íntegra de la operación, al igual que al resto de integrantes de la Asamblea».

El ente dirigido por Javier Tebas critica duramente a la Federación y asegura que la propia RFEF demuestra «un escaso análisis de las condiciones del proyecto» al realizar afirmaciones «carentes de fundamento» puesto que, «lejos de forzar ninguna institución jurídica, LaLiga Impulso se plantea desde estructuras transparentes».

Respecto a la supuesta ilegalidad de la nueva sociedad, la institución deportiva indica que «en ningún momento implica el incumplimiento del Real
Decreto-Ley 5/2015, ni de los controles establecidos como tampoco la
reducción de las aportaciones previstas en el mismo».

«LaLiga Impulso se enmarca dentro de las competencias legalmente
atribuidas a LaLiga tal y como ha sido ratificada en distintas resoluciones
judiciales y que no se corresponde con el que plantea la RFEF en su
comunicado», concluye.

Te puede interesar

Comentar ()