Economía | Empresas

Adiós a la 'guerra' por bajar los precios en los supermercados

La consultora Kantar vaticina que las cadenas pelearán a partir de ahora por mantenerlos en el nuevo contexto de subida del precio de la energía y las materias primas

Imagen de un supermercado.

Imagen de un supermercado. Aldi

El nuevo escenario provocado por el aumento del precio de las materias primas y de la energía obligará a las cadenas de supermercados en España a introducir cambios en sus políticas de precios de cara a los próximos meses. Si la situación provocada por la pandemia inducía a empujar a la baja el importe de la cesta de la compra, ahora la pelea entre cadenas podría darse para no repercutir en el consumidor el aumento de costes que están registrando.

«Hasta ahora hablábamos de una guerra por reducir precios y lo que habrá próximamente es una guerra por contenerlos», aseguraba este jueves el director de Retail en Kantar Worldpanel, Bernardo Rodilla. En lo que va de año, varias cadenas han optado por políticas agresivas para retener cuota de mercado o recuperar lo perdido con la pandemia.

Pero «el descenso previsto del PIB, la evolución del paro, la caída de la confianza del consumidor y la contención de los precios por el incremento del coste de las materias primas, entre otros factores, está provocando que afrontemos el camino a la normalidad en un entorno de incertidumbre», remarcaba Rodilla. Según los datos de la consultora, 13,6 millones de hogares afirman estar preocupados por la presión al alza en los precios que podrá tener la subida de los materiales.

Datos recientes de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aseguran que buena parte de las cadenas de supermercados han llevado a cabo bajadas de precios este año y muy pocas los han subido. Aunque al mismo tiempo alertan de que el incremento de los precios de la energía les podría condenar a repercutirlos en el cliente final.

«Nos consta que hay cadenas que aún no lo han trasladado del todo al consumidor, pero todo tiene un límite y en algún momento van a tener que trasladarlo», remarcaba hace unos días la portavoz de la organización, Ileana Izverniceanu.

En este sentido, ya han elaborado estudios en los que algunos productos están disparados desde junio. A mediados de septiembre realizaron un sondeo en las principales cadenas de distribución españolas (Alcampo, Carrefour, Mercadona, Lidl…) y pudieron constatar «subidas notables, por encima del 5%» en productos básicos como la leche, los huevos y, sobre todo, las carnes.

Hasta ahora, desde las grandes compañías aseguran no haber incrementado de forma generalizada los precios de sus productos, aunque al ritmo actual de crecimiento de los costes, es una incógnita qué puede pasar en el cuarto trimestre del año.

Restricción en el gasto

De momento, con la vuelta a niveles de consumo previos a la pandemia dentro y fuera del hogar, «el consumidor ya empieza a reestructurar su presupuesto y ser más restrictivo en su gasto«, incidía Rodilla en la presentación del informe anual de Kantar sobre el sector de la distribución.

En este sentido, desde la consultora aseguran estar notando «una polarización del comprador en función de su realidad económica» y en qué manera le está repercutiendo la situación generada por la pandemia.

A nivel de surtido en los lineales de los supermercados, en el actual contexto están creciendo los productos con mayor precio aunque al mismo tiempo se están viendo incrementadas las opciones de las líneas más básicas. Y respecto al comercio electrónico, la consultora ha detectado que el canal de Internet estabiliza su crecimiento, aunque ya no registra el ritmo que experimentó durante 2020 a raíz de los confinamientos y las restricciones de movilidad.

Lidl se afianza en la tercera posición

Respecto a la clasificación de los supermercados en España, el último estudio de la consultora Kantar refleja que Mercadona se mantiene en la primera posición con una cuota de mercado del 24,8%, aunque la cadena de Juan Roig no logra recuperar el nivel previo a la pandemia (25,6%).

Por su parte, la alemana Lidl afianza su tercera posición por detrás de la francesa Carrefour. Esta última ha elevado su cuota 0,7 puntos, hasta el 9%, mientras que la germana ha aumentado 0,8 puntos con respecto al año anterior hasta el 6,7%.

Te puede interesar

Comentar ()