Economía | Empresas

Telefónica reducirá hasta un 60% su plantilla en el último lustro si se cumple el nuevo ajuste

La compañía ejecutaría su segundo programa en menos de tres años

Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica durante la presentación de resultados

Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica durante la presentación de resultados EFE

Telefónica se plantea reducir una vez más la plantilla en España. El contexto en el sector de las telecomunicaciones puede provocar que la compañía tenga que activar un Plan de Suspensión Individual (PSI), tal y como ya sucedió en 2019.

Dicho mecanismo que la empresa de telecomunicaciones activó para mayores de 53 años afectó a 2.636 empleados, algo más del 10% de su plantilla en España. Dos años después, la compañía podría proponer bajas para unas 3.000 personas, lo que se traduciría en una pérdida de otro 13%, si atendemos a los últimos datos que ofreció Telefónica a cierre de 2020.

En concreto, la filial española de la empresa de telecomunicaciones cerró a 31 de diciembre de 2020 con un total de 22.978 empleados, cifra que se ha ido mermando progresivamente ante el contexto del sector que juega cada vez con márgenes más reducidos ante la agresiva política de precios de las compañías en España.

De acometer la reestructuración en nuestro país, Telefónica podría verse con un adelgazamiento de plantilla de hasta el 60% en apenas un lustro. Según el informe consolidado depositado ante la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) en 2015, la cotizada española tenía a sueldo a 38.130 personas y en 2022, a falta de confirmarse el PSI y los datos consolidados de este presente año, podría bajar por primera vez en lo que va de siglo de los 20.000.

Pérdida de empleados

Trimestre a trimestre, la compañía ha perdido masa laboral debido, principalmente, a los ajustes. A finales del 2018, la empresa tenía una plantilla en nuestro país de 25.474 personas. Fue el paso del 2018 al 2019 cuando más bajas se notificaron ya que, concretamente, se produjeron 2.383.

Para explicar estos datos las fuentes consultadas indican que se debe al plan general que se inició, precisamente, en 2019 y que ofreció unos resultados esperados debido a las “buenas condiciones que se prestaban a los empleados” de Telefónica España.

A nivel global, la cifra también ha menguado considerablemente. En los dos últimos ejercicios, Telefónica ha pasado de tener en nómina a 120.799 empleados en 2018 a los 112.797 con los que cerró este 2020. A falta de un trimestre para concluir el presente ejercicio, la compañía sigue perdiendo empleados y, según las cuentas trimestrales consolidadas, la plantilla promedio se sitúa en 108.868 personas, un 4% menos que el año anterior “fundamentalmente por la desconsolidación de Telefónica UK”.

Con todo, Telefónica pide prudencia. Las voces consultadas insisten en que “de momento, no existen mesas de negociaciones” para reestructurar la plantilla en España, si bien es cierto que admiten que “se estudia” dicha posibilidad. En su anterior Plan de Suspensión Individual (PSI), Telefónica ofrecía a los trabajadores casi un 70% del salario, el 100% de su pago a la cotización social y el mantenimiento del seguro médico.

5.200 millones en sueldos

En la actualidad, Telefónica destina casi 5.200 millones de euros al año al pago de nóminas. Según consta en su último informe, la compañía pagó hasta septiembre de 2021 un total de 5.199 millones de euros. El salario medio de la empresa es de 33.235 euros y los empleados de la filial en España superan los 730 millones de euros de coste.

La compañía, a su vez, guarda en su cajón un pellizco para los planes de terminación de empleados. En concreto, Telefónica provisionó en 2020 hasta 1.246 millones de euros de cara a este año.

Te puede interesar

Comentar ()