Economía | Empresas

Los resorts hoteleros atraen ahora el interés de los grandes inversores inmobiliarios

Mett Hotel de Estepona.

Mett Hotel de Estepona. EP

La pandemia ha despertado el apetito de los inversores inmobiliarios por los activos hoteleros que, si no hubiese sido por la crisis sanitaria, nunca habrían salido al mercado. Pero con la progresiva recuperación de la actividad turística desde el pasado verano con el avance de la vacunación, el interés ha girado hacia los resorts turísticos del sur de Europa y, principalmente, de España.

Según un estudio realizado por la consultora JLL Hotels & Hospitality, nuestro país se erige como uno de los focos de interés para los inversores inmobiliarios en el terreno de los resorts vacacionales junto a otros país como Grecia y Portugal.

Los datos reflejan que en los primeros nueve meses del año, ha habido transacciones por valor de 1.200 millones de euros. Aproximadamente el 60% corresponden a España (727 millones), con un total de 16 operaciones.

Tradicionalmente, los inversores no suelen decantarse por este tipo de activos turísticos por el mayor riesgo que implican. Sin embargo, la consultora asegura estar notando un cambio de tendencia en sus estrategias y un incremento del dinero destinado al segmento vacacional. En este sentido, aseguran que ahora mismo hay más capital que nunca buscando oportunidades en este segmento.

«Si de momento no se han materializado más operaciones no es por la falta de interés de los inversores, sino por la limitada oferta de producto en venta», explica Ana Ivanovic, directora de inversión de la consultora inmobiliaria.

El interés se explica según la consultora por los buenos resultados cosechados en los últimos meses por este tipo de alojamientos como consecuencia de las restricciones existentes aún para los viajes de larga distancia y otros factores como el coste de las pruebas Covid para viajar, o la falta de cruceros.

En este sentido, los inversores consideran que este segmento tiene un potencial crecimiento en los próximos años, en tanto en cuanto la evolución de la pandemia sigue arrojando dudas sobre otros formatos turísticos.

Por ejemplo, el fondo de inversión Azora European Hotel & Lodging, completó en septiembre a adquisición de Bluserena SPA, el segundo mayor operador de resorts vacacionales en Italia. Se trata de la quinta operación que realiza el fondo desde su constitución. Anteriormente adquirió 10 resort y 4 hoteles urbanos; el Giverola Resort, un hotel en la Costa Brava; y el Tivoli Vilamoura, el Tivoli Carvoeiro y el Vilalara Thalassa Resort, en la región portuguesa del Algarve.

Te puede interesar

Comentar ()