Economía | Empresas

La revalorización de Naturgy ralentiza el plan de IFM para aumentar su posición en el consejo

Sede de Naturgy en Madrid

Sede de Naturgy en Madrid CM

IFM no enseña, de momento, sus cartas. El fondo de inversión que sacó adelante a duras penas su OPA aún no ha solicitado su asiento en el consejo de administración de la energética española.

Fuentes del sector señalan a este periódico que la sociedad que gestiona las pensiones de los australianos sigue sin notificar por escrito a Naturgy su único asiento disponible tras adquirir el 10,7%, una vez se conoció la aceptación que tuvo la oferta de compras de títulos. Pero este escueto resultado no le servía para que IFM obtuviera dos sillones en el órgano consultivo de mayor importancia por lo que, tal y como anunció el fondo acudiría al mercado para aumentar su participación.

En preguntas a este periódico, IFM insiste que no comunicará a la compañía su posición por ahora y apuntan que “cuando llegue el momento oportuno se comunicará a Naturgy la solicitud de ingreso en el consejo de administración”. Las diversas fuentes consultadas del sector energético indican que “el fondo de inversión llegará con la petición bajo el brazo de dos consejeros”.

A pesar de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) conoce que IFM tiene derecho a un asiento dentro del consejo de administración de la compañía, hasta que Naturgy no tenga la documentación pertinente, el fondo de inversión no podrá tener su ansiado asiento en el órgano.

Naturgy tiene un consejo de 12 miembros, de los que la mitad, seis, son dominicales –dos de La Caixa, dos de GIP y otros tantos de Rioja–, cinco, independientes, y uno, ejecutivo: el presidente, Francisco Reynés.

Las normas de buen gobierno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores sugieren a todas las compañías que al menos la mitad de los consejeros sean independientes. Naturgy tiene cinco, pero el presidente tampoco es dominical, por lo que la mitad no representan a ningún accionista. También establece que algunas comisiones del consejo, como la de nombramientos, tenga mayoría de independientes.

Compras de IFM

Tal y como se narraba anteriormente, IFM decidió acudir al mercado para adquirir acciones y seguir aumentando su posición dentro de la compañía española. El pasado diciembre, el fondo de inversión amplió su cartera hasta el 12%, incrementando en casi 10 millones de títulos su participación. Con todo, acumula 116.742.516 acciones, una posición valorada en su conjunto en más de 3.000 millones de euros a precios actuales de mercado.

Este goteo de compras de acciones de Naturgy ha supuesto que IFM haya tenido que invertir unos 230 millones de euros el pasado diciembre, fecha en el que la sociedad extranjera aumentó su participación. Por aquel entonces, los títulos de la energética rondaban los 25 euros, lejos de los 29,38 en los que se movieron las acciones este miércoles. 

Precisamente la revalorización de la compañía en bolsa está poniendo en jaque la estrategia de IFM. Desde que el fondo australiano acometiera sus últimas compras hasta el 19 de enero, Naturgy se ha revalorizado un 17%. En el último año, la energética vale un 33% más y alcanza ya un valor en bolsa de 28.500 millones de euros.

Este apetito inversor, tal y como explican fuentes del mercado a este periódico, se debe primeramente por el contexto empresarial en el que se mueve Naturgy. “El sector energético, y más el gasístico, ha despertado entusiasmo por los precios del gas”, apuntan. Además, la empresa dirigida por Francisco Reynés se ha convertido en una empresa ilíquida. “Criteria y los fondos que controlan la energética, GIP, CVC y ahora IFM, han dejado en un escaso 10% el capital flotante de la gasista, el porcentaje de acciones de la compañía que cotiza en el mercado: menos papel, más codiciado, en especial para los fondos que tienen un menor peso en la compañía y que han estado recomprando acciones”, narran dichas fuentes.

Criteria Caixa congela su crecimiento

Criteria Caixa, máxima accionista de Natury con un 26,07% de los títulos, también ha congelado su política de compras. El pasado verano, el brazo inversor de CaixaBank anunció que comenzaría una política de compra de acciones para fortalecer su posición dentro de la empresa, algo que le aupó hasta los porcentajes anteriormente citados.

No obstante, el silencio de IFM y el encarecimiento de los títulos de Naturgy han paralizado la nueva compra de acciones. Desde el pasado 13 de octubre, el fondo de inversión español no ha elevado su posición dentro de la compañía, una vez que este verano dijo que elevaría su posición hasta el 29,99% para velar por los intereses propios y de Naturgy. 

Te puede interesar

Comentar ()