Economía

El conflicto ruso pone en riesgo la llegada a Europa del 8% del turismo de lujo

Imagen de archivo del hall del Four Seanson en Madrid

El hall del Four Seasons, conocido como 'El Patio'. CEDIDA

La invasión rusa a Ucrania está trayendo consecuencias económicas en todos los aspectos. El turismo es uno de ellos. El turista ruso de alta gama es muy importante en Europa. De hecho, es el segundo más frecuente, también en España, después del turista chino. De esta manera, la guerra en Ucrania pone en riesgo la llegada a Europa del 8% del turismo de lujo, según datos de 2019 de Global Blue. No obstante, este dato cayó hasta el 4% en 2021, por la pandemia y las restricciones de movilidad. 

Así, el conflicto podría ser más perjudicial que el coronavirus. Los expertos y fuentes del sector aseguran que todavía es pronto para calcular el impacto de la invasión y de las sanciones sobre Rusia. También está afectando el cierre del espacio aéreo, que afecta a los viajes de largo recorrido, lo que supone un golpe a la recuperación del turismo de alta gama. Como en todos los sectores, una mayor duración del conflicto causaría una mayor incidencia en esta clase de turismo. 

Hasta 2019, año previo a la pandemia, el turismo de compras (o de alta gama) en España estaba sostenido, sobre todo, por el turista chino. En ese año, los turistas que visitaron España incrementaron un 18% sus compras, tal y como recogió Global Blue. Los visitantes chinos gastaron alrededor de 1.563 euros por persona. Por su parte, los turistas rusos gastaron 614 euros de media por persona, por detrás de los estadounidenses, que gastaron 1.038 euros por persona, y de los árabes, 972 euros por persona.

Los datos de 2019 también muestran que el país preferido por los turistas de lujo rusos fue Italia, le sigue Alemania, Francia y en cuarto lugar se sitúa España. El principal gasto lo realizaron en moda y ropa; los productos de cuero fueron la segunda opción y la tercera fue en joyas y relojes.

Madrid y Barcelona se encuentran en la segunda posición de los mejores destinos de compras europeos, solo por detrás de Londres (67,3%), según el estudio ‘Turismo de compras’, elaborado por IDITUR. Últimamente, el Globe Shopper Index Europe -un ranking de 33 ciudades europeas confeccionado por The Economist- determinó que Madrid y Barcelona compartían el segundo lugar como destino de compra, detrás de Londres. Entre las ventajas de Madrid se consignan los atractivos de la buena gastronomía, los precios bajos y la presencia de una amplia variedad de marcas de primer nivel.

En 2019, el último año no afectado por la pandemia, llegaron a España 1,3 millones de visitantes rusos (1,6% del total), que dejaron un gasto turístico de 1.349 millones de euros. En total, dejaron 5,36 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros regulados.

En el caso de que dentro de las sanciones que tome la Unión Europea con Rusia esté una limitación de visados o barreras para el transporte, el destino más afectado sería Cataluña, que concentró 2,92 millones de pernoctaciones (el 60% del total). Especialmente se verían golpeados destinos de la Costa Dorada y la Costa Brava o el Maresme, así como Barcelona capital.

Otro sector perjudicado por el turismo de lujo de Rusia es el inmobiliario. Ya que los rusos son una de las nacionalidades extracomunitarias que más ‘golden visa’ recibe por la adquisición de bienes inmuebles por valor igual o superior a 500.000 euros o por inversiones superiores a medio millón de euros. 

Las perspectivas para este año 2022 eran muy positivas  y parecía que empezaba la recuperación después del coronavirus. El pasado mes de septiembre, el Gobierno ruso autorizó nuevas rutas aéreas con España. Ahora todo un sector orientado al turista ruso teme que la ausencia de turistas sea total.

Te puede interesar

Comentar ()