Economía

Euskadi rebaja un 2,2% su previsión de crecimiento y augura una contención del consumo

La sitúa para este año en el 4,5% frente al 6,6% que estimó en diciembre. Ante la incertidumbre económica habilita líneas de crédito para las empresas más afectadas por la invasión rusa de Ucrania.

El Gobierno vasco ha rebajado de modo importante sus previsiones de crecimiento para este año y el próximo y ha activado medidas de financiación a las empresas afectadas por la invasión de Rusia en Ucrania. El Ejecutivo de Iñigo Urkullu ha reconocido que la situación generada con la invasión por parte del Ejército ruso «ha trastoca totalmente el escenario». Así, de la estimación que a finales del año pasado de un crecimiento del 6,7% para este año, se rebaja la previsión de crecimiento a un 4,5%. Para el próximo año también se recorta a un 4,1%.

Se trata de una revisión a la baja importante de 2,2% en el crecimiento que se preveía en diciembre pasado y que ahora se ha visto recortado de forma importante. El consejero de Economía, Pedro Azpiazu ha señalado que el escenario ha cambiado «en todo el mundo» pero que si bien se trata de un retrocesos importante no se puede hablar de «crisis económica»: «Porque pese a todo crecemos un 4,5%, ya nos hubiera gustado crecer a ese ritmo en otros momentos».

En cuanto a la creación de empleo, el cuadro macroeconómico que ahora dibuja el Ejecutivo vasco sitúa la tasa de paro en el País Vasco en el 9,5%, ligeramente superior al 9,2% estimado anteriormente. Supondría una creación de alrededor de 16.600 empleos a lo largo de este año.

Azpiazu ha afirmado que la incertidumbre se está extendiendo y «la prudencia anima a contener el gasto». Ha apuntado que la alta inflación, que resta poder adquisitivo se dejará notar de manera importante en el consumo privado que se verá reducido. La previsión es que el consumo de los hogares crezca mucho menos de lo esperado. Así, del crecimiento del 6,6% que se planteó en diciembre ahora se reduce a un 4,8% este año y a un 4% el próximo.

Hasta un millón de euros

En esta situación, el Gobierno vasco ha activado una línea de crédito con las empresas más afectadas por la actual situación en Ucrania y su entorno. A través del Instituto Vasco de Finanzas y ELKARGI SGR ha previsto una primera línea de crédito de 10 millones de euros, ampliables, dirigido al apoyo a empresas que tienen relación comercial directa con Rusia, Ucrania o Bielorrusia.

Se trata de algo más de una treintena de empresas. Podrán acceder a préstamos de entre 50.000 y 1 millón de euros, a un tipo de interés de Euribor+1,25%, plazo de carencia de 12 meses y un periodo de tres años. Además, se les ofrece la posibilidad de financiar facturas pendientes, anticipos de pedidos no recibidos o ventas recurrentes.

Al mismo tiempo, para el resto de empresas, el Instituto Vasco de Finanzas abre la puerta de vías de financiación y cofinanciación con entidades financieras favorables con el conjunto de empresas.

Te puede interesar

Comentar ()