Economía | Empresas

Vodafone exprimirá los contratos públicos y los de empresas para resistir en España

La empresa de telecomunicaciones también planta cara con su marca ‘low cost’

Una tienda de la red de Vodafone España.

Una tienda de la red de Vodafone España. europa press

Vodafone se agarra a un mercado tan importante como el español. Tras muchos meses de rumores y de tambores de fusión, la compañía británica se quedó sola en el baile después de la alianza entre MásMóvil y Orange, que oficializaron su amor hace un mes y trabajan para crear una nueva joint venture de cara al próximo año.

A pesar de que Vodafone siempre insistió en que lideraría en España el proceso de consolidación del mercado, la operadora ha visto como de un plumazo se le borraban casi todas las opciones, teniendo que caminar sola durante un buen período de tiempo. No obstante, tal y como señalan fuentes del sector, la teleco, “aún tiene mucho que ganar”. “No debemos olvidar que hasta ahora es la segunda marca más comercializada en el nicho español por lo que tiene una amplia cartera de clientes”, arguyen dichas fuentes.

Pese al oscuro panorama que se le ha puesto a Vodafone, la compañía intenta seguir sosteniendo su negocio en un mercado que ingresa 1.077 millones de euros, según los últimos datos presentados por la compañía el pasado mes de febrero. A pesar de que los directivos de la filial española saben que se encuentra en una situación delicada respecto a los clientes en los hogares por la alta competencia en el sector, la teleco no se da por vencida y, según apuntan las fuentes consultadas, ya trabaja en “una nueva estrategia que ofrecerá una oportunidad disruptora en los próximos meses”.

Parte de esa estrategia, según detallan fuentes conocedoras, es la del impulso a los contratos y adjudicaciones de las administraciones públicas y el de las empresas. Y es que Vodafone se adjudicó 124 contratos de organismos públicos por valor de 83,6 millones de euros entre enero y septiembre de 2021. De los 83,6 millones la operadora líder europea se adjudicó 79 millones en solitario en 119 adjudicaciones, lo que supuso un crecimiento de aproximadamente el 150% respecto al mismo periodo del año anterior.

En concreto, 32,5 millones en contratos de equipamiento de hardware y otros 46 millones de euros en contratos de servicios de telecomunicaciones. Asimismo, Vodafone se hizo con contratos para iniciativas de smart cities, junto con Kapsch y Tech Friendly, por valor de 4,18 millones y aportó la conectividad en adjudicaciones de servicios de telemedicina, tal y como explican fuentes de la compañía a este periódico.

Los contratos con las empresas es otra de las estrategias en las que la compañía se piensa reforzar. De hecho, logró un importante contrato recientemente con la agencia EFE. En concreto, las comunicaciones en delegaciones nacionales e internacionales, las conexiones a internet en la sede y los servicios de telefonía en movilidad, gracias a un proyecto centrado en afrontar nuevos retos digitales. Tal y como recalcan las fuentes del sector de las telecomunicaciones, Vodafone ya diseña nuevos servicios y ofertas especializadas para atraer al tejido de pequeñas y empresas sociedades.

5G

Las mismas fuentes consultadas explican a este periódico que la compañía de telecomunicaciones también piensa reforzarse en el área de investigación y desarrollo del 5G. Recientemente, la empresa abrió su 5G Lab y el desarrollo del primer metaverso en abierto en español y encendió su primer nodo de 5G el Parque Científico Tecnológico de Almería (PITA) y concluyó, 30 meses después, el piloto 5G más grande de España.

Para ello, Málaga será el epicentro de la operadora y va a destinar alrededor de 225 millones de euros en el próximo lustro y en el que prevé contratar alrededor de 600 personas para desarrollar proyectos tecnológicos para todo el grupo.

Para la compañía, el despliegue del 5G es fundamental, tanto que entre sus planes está desplazar a la fibra óptica como principal punto de conexión en zonas geográficas de España en las que el acceso a la banda ancha es compleja. Durante el Mobile World Congress, la operadora presentó Hogar 5G, un servicio que, a través de un router autoinstalable con solo enchufarlo a la red eléctrica, permitirá conectar multitud de dispositivos simultáneamente a una misma red y disfrutar de velocidades de hasta 1 gigabit por segundo (Gbps).

Guerra ‘low cost’

A pesar de que Vodafone quiere crecer en otras áreas diferentes a la de la oferta comercial a clientes, la compañía es consciente de que tiene que frenar la sangría de bajas que ha sufrido durante los últimos años. Si bien el último trimestre consiguió sumar 83.000 clientes a su cartera, ampliándose a los 1,4 millones de abonados, de acuerdo a los datos obtenidos por fuentes del mercado, la empresa de telecomunicaciones se dejó casi 200.000 líneas el año pasado.

Para sostener su base de clientes, Vodafone ha lanzado nuevas ofertas bajo sus diferentes marcas que tienen en el mercado español. Por ejemplo, Lowi ha decidido mantener los mismos precios en sus diversos paquetes, pero ampliando los datos, con aumentos de entre 4 y 65 GB, dependiendo de las tarifas.

Lo mismo ocurre con su principal marca de comercialización (Vodafone). Desde septiembre, la compañía ha ido haciendo importantes descuentos para nuevos clientes, sobre todo en su paquete convergente premium, que regalaba durante seis meses algunas plataformas de contenido como HBO Max.

Te puede interesar

Comentar ()