Economía | Empresas

La hostelería rechaza suprimir el alcohol de los menús: "Que se centren en los botellones"

El presidente de la patronal Hostelería de España critica que se ponga el foco sobre bares y restaurantes y defiende que el consumo de una copa de vino o cerveza con la comida "no supone ningún problema para la salud"

Un camarero sirve una cerveza en un bar.

Un camarero sirve una cerveza en un bar. Ricardo Rubio / Europa Press

La polémica está servida. La recomendación de que los bares y restaurantes no ofrezcan vino y cerveza como parte de los menús del día ha sido recibida con «sorpresa y cierto cabreo» por la hostelería. El consejo forma parte de la nueva Estrategia de Salud Cardiovascular que se aprobará este miércoles por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Pero la patronal no comparte la iniciativa. «La ingesta de alcohol en el menú como una copa de vino o una cerveza ha sido casi considerado hasta saludable. Y si no lo es, no supone ningún problema para la salud», asegura en declaraciones a El Independiente el presidente de la patronal Hostelería de España, José Luis Yzuel.

Tras el golpe asestado por la pandemia al negocio de muchos bares y restaurantes, los hosteleros critican que con este tipo de recomendaciones de la Administración se ponga el foco sobre su negocio. «Por otro lado, se consienten botellones de la gente joven con ingestas masivas de alcohol y es ahí donde se tendría que incidir», añade Yzuel.

Ante la polémica generada sobre una eventual prohibición que parecían indicar algunas informaciones de las últimas horas, el Ministerio de Sanidad ha salido al paso con una nota en la que explica que en ningún caso se eliminará la posibilidad de que bares y restaurantes ofrezcan este tipo de bebidas en sus menús del día. «La Estrategia establece recomendaciones de hábitos saludables y no contempla prohibiciones de ningún tipo», dicen desde el Departamento que dirige Carolina Darias.

Yzuel argumenta que en España «el nivel de alcoholismo está muy por debajo de otros países» y remarca que «no valoramos no ofrecer» vino y cerveza en los menús. En este sentido, se muestra partidario de que «la gente tenga libertad y haga lo que quiera». «Nosotros no obligamos a nadie a ingerir alcohol», insiste.

Por contra, sí cree que si lo que se busca es mejorar la salud, la estrategia debe pasar por «hacer políticas de comunicación y concienciación y no fijar el foco y la diana en la hostelería». En todo caso, desde la patronal se muestran convencidos de que la polémica sugerencia se quedará «en agua de borrajas» .

La polémica se ha trasladado a la arena política. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha compartido en su cuenta de Twitter la instantánea de una copa de vino. «Un buen vino como el que los señores del gobierno nos quieren prohibir», ha escrito.

Por su parte, la Portavoz de Más Madrid Mónica García ha replicado con la fotografía de un vaso de agua. «Pues yo un vasito de agua de Madrid que está bien buena», ha señalado.

Te puede interesar

Comentar ()