Economía | Empresas

Menos clientes, pero más rentables: Telefónica salva el trimestre en plena remodelación de su oferta comercial

Una tienda de Movistar en un centro comercial de Madrid

Una tienda de Movistar en un centro comercial de Madrid Movistar

Telefónica busca la fórmula mágica para poder liderar el mercado español de clientes y que, además, su cartera de usuarios sean rentables para la operadora. Durante los últimos años hemos asistido a una batalla de precios que difícilmente se pueden ver en otros sectores, algo que ha lastrado enormemente las cuentas de las compañías.

La empresa dirigida por José María Álvarez-Pallete presentó este viernes los resultados pertenecientes al primer trimestre, mejorando los ingresos en todos los mercados en los que está presente.

En concreto, la empresa logró una facturación de 10.883 millones hasta marzo, incluyendo en este dato la aportación de su 50% de la filial británica Virgin Media O2 (VMO2), lo que supone un crecimiento total del 3,2% (sin contabilizar los ingresos del Reino Unido, la facturación se queda en 9.410 millones, un 9% menos). Los ingresos del grupo se ven impulsados por las fuertes mejoras con incrementos de doble dígito de las ventas en Brasil (18,1%) e Hispam (10,9%).

Centrándonos en la filial española, la operadora aseguró que el 29% del total de los ingresos pertenecen a dicha división. Los ingresos son mejores que los del mismo período del año anterior con un total de 3.079 millones de euros respecto a los 3.050 cosechados en marzo de 2021.

No obstante, el Oibda desciende un 4,9% interanual “impactado por el significativo incremento del coste de la energía y el mayor crecimiento de ingresos de menor margen (como terminales), parcialmente compensados por la generación de eficiencias como las asociadas al último plan de reestructuración (30M€ de ahorro desde principios de
febrero tras la salida de 2.317 empleados) y la transformación de nuestra red fija (apagado de cobre)”, señala la compañía en el informe trimestral.

Los clientes, sin embargo, son el talón de aquiles de la compañía debido a la alta competencia que existe dentro del mercado español. Telefónica España se dejó por el camino 400.000 clientes en un trimestre. En concreto, la filial contaba con 40.820.000 contratos en marzo de 2021 mientras que en la actualidad tiene 40.401.000 acuerdos con usuarios, un 1% menos.

Pero como se señalaba anteriormente, y a pesar de tener menos clientes, la compañía ha conseguido facturar más, mejorando el ARPU en los clientes convergentes un 1,5%. En concreto, la operadora tenía una rentabilidad por usuario convergente de 89,7 euros hace un año mientras que a cierre del primer trimestre de 2022, dicha rentabilidad asciende hasta los 91,1 euros. La operadora consigue recuperar su crecimiento interanual por primera vez desde el cuatro trimestre de 2019.

“Tras las campañas estacionales del 4T 21, el mercado ha recuperado su racionalidad y la presión comercial se ha reducido en comparación con 2021”, señala la compañía en su informe anual.

Por segmentos, la operadora ha perdido clientes en telefonía fija (-4,1%), banda ancha (-1,1%), móviles prepago (-15,4%), móvil por contrato (-0,8%) y televisión de pago, con descensos del 6,4%.

Nueva estrategia comercial

A pesar de que los clientes son más rentables y, por lo tanto, de mayor calidad, Telefónica busca nuevos usuarios y, sobretodo, frenar la fuga de contratos que se marchan a otras operadoras. Para ello, la filial española puso en marcha miMovistar, el nuevo concepto convergente de la compañía que hizo jubilar a Fusión tras diez años.

La operadora dividió su estrategia con diferentes paquetes como miConectividad, miEntretenimiento, misFinanzas o miHogar, miBienestar. El nuevo producto contará con un configurador web en el que podrá, en cualquier momento, organizar sus productos y servicios, diseñando la oferta a su elección y analizando los costes de su factura. Para «la comodidad del cliente», le comparará y recomendará paquetes en función de su perfil, uso y requisitos previos.

Además, la empresa de telecomunicaciones sigue diversificando sus negocios y, tal y como adelantó este periódico, firmó un acuerdo con Repsol para crear una joint venture para la venta y comercialización de paneles solares.

“Telefónica ha reforzado su apuesta por una oferta de valor a lo largo del primer trimestre con: la revisión de tarifas en el mes de febrero que facilitaba el acceso a terminales móviles y otros dispositivos a los clientes convergentes; el desarrollo de servicios en nuevos ecosistemas como seguros (hogar, coche, nuevos dispositivos) o energía (autoconsumo fotovoltaico); y el acuerdo firmado con DAZN que garantiza a los clientes de Movistar el acceso a toda «La Liga» durante las próximas 5 temporadas (con una deflación neta del 15% respecto a la temporada actual)”, remarca la compañía.

Te puede interesar

Comentar ()