Economía

España espera la reunión del BCE con la prima de riesgo y la rentabilidad a 10 años disparadas

Gráfico de prima de riesgo con Christine Lagarde

Carmen Vivas

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo celebra este miércoles una reunión ‘ad hoc’ para discutir la evolución de los mercados por el alza de las primas de riesgo y la subida de interés de los bonos de los países periféricos, que se han disparado, y por la rentabilidad de los bonos a 10 años, que también han subido con fuerza. España espera está reunión con la prima de riesgo en los 127,5 puntos, aunque durante la jornada del martes llegó a tocar los 140 niveles de mayo de 2020, en plena pandemia. Por otro lado, el rendimiento de los bonos a 10 años de España está en el 3%, niveles de 2014.

En el caso de Italia, su prima de riesgo también está en niveles de hace dos años, aunque este martes cae hasta los 231 puntos. La rentabilidad de los bonos a diez años del país transalpino está por encima del 4%.

La semana pasada, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, anunció que en julio subirán los tipos en 25 puntos básicos y dejó abierta la puerta de que en septiembre la subida sea más agresiva, aunque todo dependerá de la evolución de la inflación. Esta decisión tiene una consecuencia inmediata para los países con mucha deuda y es que supone encarecer las condiciones de financiación para los estados y perjudica a aquellos que están más endeudados como España.

Además, el BCE anunció el fin de la compra de deuda a partir del 1 de julio, por lo que España tendrá más dificultades en el mercado. Ante esta situación, Lagarde señaló en la reunión, sin entrar en detalles, que el organismo tiene las herramientas para evitar la fragmentación del mercado de deuda soberana, aunque no especificó cuál era la solución concreta.

También habló sobre ello la representante alemana en el directorio del BCE, Isabel Schnabel, quien subrayó ayer que el organismo no va «tolerar» que se produzca un incremento desordenado de las primas de riesgo que suponga un riesgo para la transmisión de la política monetaria. «No vamos a tolerar cambios en las condiciones de financiación que vayan más allá de los factores fundamentales y que amenacen a la transmisión de la política monetaria», afirmó Schnabel durante su intervención en un acto en París.

En el mercado de renta variable, el Ibex 35 ha reaccionado con subidas a la noticia de la reunión y cotiza con subidas del 1%, intentando recuperar los 8.200 puntos que ha perdido en las últimas jornadas. Los bancos, uno de los sectores más afectados por las políticas monetarias de los bancos centrales, celebran el encuentro con subidas importantes. BBVA sube un 3%; Banco Santander le sigue de cerca, con un alza del 2,64%; Banco Sabadell sube un 2,14%; CaixaBank, un 2%; y Bankinter, un 1,8%.

Alvise Lennkh-Yunus, director de calificaciones soberanas y del sector público de Scope Ratings, explica que la dependencia de los países más endeudados de la eurozona del sector privado aumentará en los próximos años, ya que las necesidades de financiación seguirán siendo elevadas mientras el BCE reduce las compras netas de activos. “Esta transición, que contrasta con el periodo 2019-21, tiene importantes implicaciones y debe gestionarse con cautela”.

El experto considera que desde el punto de vista de la política económica, el escenario adverso podría mitigarse probablemente si el BCE aclarara su compromiso de utilizar las reinversiones de forma flexible en todas las jurisdicciones y en todo el tiempo. En escenarios más estresados, “el BCE también podría anunciar un nuevo programa para evitar una mayor fragmentación de los tipos de interés, como ya están pidiendo algunos participantes en el mercado, o, alternativamente, reactivar un programa antiguo, concretamente el programa de Transacciones Monetarias Directas (OMT) del BCE”.

Reunión de la Fed

La reunión de urgencia del BCE se celebra coincidiendo con el encuentro de política monetaria de la Reserva Federal de EEUU. La previsión es que el organismo monetario suba los tipos 0,5%, aunque algunos expertos ya señalan subidas más agresivas de 75 puntos básicos. El último dato de la inflación del mes de mayo fue del 8,6%, máximos desde 1981.

La expectativa de consenso para el aumento de la tasa de interés del banco central de Estados Unidos en la reunión de esta semana es de medio punto porcentual, los datos del IPC más altos de lo esperado el viernes pasado provocaron que dos bancos, Barclays y Jefferies, revisaran sus apuestas a un alza potencial de 75 puntos básicos.

Te puede interesar

Comentar ()