Economía

Los tipos de la deuda siguen al alza a pesar de la promesa del BCE

El vicepresidente y la presidenta del BCE, Luis de Guindos y Christine Lagarde.

El vicepresidente y la presidenta del BCE, Luis de Guindos y Christine Lagarde. efe

El Banco Central Europeo intentó calmar este miércoles a los mercados, sobre todo a los de deuda. Lo consiguió, pero a medias. Después del anuncio de la creación de una herramienta para evitar la antifragmentación en la zona euro, es decir, que la política monetaria llegue a todos los países, la rentabilidad de los bonos españoles a 10 años se redujo e incluso cerró en el 2,88%, tras haber alcanzado el 3,1%. Sin embargo, este jueves la deuda ha vuelto a subir hasta sobrepasar el 3%, pero ha caído hasta el 2,87%.

Los inversores exigen una rentabilidad más alta cuando mayor es el riesgo de impago o más incertidumbre envuelve a las finanzas públicas de ese país. Por ello, la subida por encima del 3% es malo para la imagen de España y encarece su vía de financiación.

La deuda a 10 años de los otros dos países periféricos más señalados también ha aumentado. El bono de Grecia a 10 años registra una rentabilidad del 4,36%, y en bono de Italia a los mismos años vuelve a superar el 4%, a pesar de que ayer tras el anuncio del Banco Central también se cayese.

El euríbor también se ha visto alterado. El índice al que están referenciado la mayoría de las hipotecas a tipo variable de España ya está por encima del 1% en su tasa diaria y ya hay previsiones de que cierre junio en ese valor y el año en el 1,5%.

Así que el objetivo de la reunión ‘ad hoc’ del Banco Central Europeo, que era calmar a los mercados, no se ha conseguido. No obstante, sí que se ha conseguido frenar la subida de las primas de riesgo. Este jueves, el sobre coste que España debe pagar para financiarse respecto a Alemania (referencia por ser considerado el emisor más seguro) cae hasta los 118 puntos, después de que esta semana haya llegado a los 140.

Por otro lado, la prima de riesgo italiana cae hasta los 214 puntos; la de Portugal, hasta los 112 enteros y la de Francia hasta los 55 La prima de riesgo de Grecia, la más alta de los países de la eurozona, cae cerca de un 2% hasta los 256 puntos.

En el mercado de renta variable, las bolsas europeas no han digerido la subida de 75 puntos básicos de la Reserva Federal de EEUU (Fed). Los principales índices del Viejo Continente, que el miércoles celebraron la decisión del BCE, cotizan con caídas del 1%. El Ibex 35 ha caído un 1,13% y ha podido mantenerse por encima de los 8.000 puntos. El Dax 30 alemán se ha dejado un 3,35% y el Cac 40 francés, un 2,3%.

El euro sube un 0,7% hasta los 1,05 dólares, aunque ha llegado a estar por debajo del 1,04. El petróleo cae un 0,03%. El Brent se sitúa en 118 dólares y el West Texas en 114,00 dólares. El bitcoin cede un 2,9% (21.124 dólares) y el ethereum, un 5% (1.114 dólares).

Geir Lode, Director de Renta Variable Global de Federated Hermes Limited, señala que los inversores se preguntan si la política del Banco Central va a ser suficiente para evitar una desaceleración económica, lo que supondría una mayor presión sobre los consumidores, que ya se tambalean por los precios récord de la energía y la inflación galopante. “Vemos cada vez más probable que sea necesaria una recesión y un aumento del desempleo para controlar la inflación: con un panorama macroeconómico tan sombrío que se cierne sobre los mercados, creemos que seguir manteniendo una posición diversificada es clave para navegar en estos tiempos inciertos”, apunta el experto.

Te puede interesar

Comentar ()