Economía

Todas las huelgas que amenazan a la economía en verano: de las aerolíneas a los transportistas

Las convocatorias de huelgas, paros y manifestaciones se han multiplicando, afectando tanto al sector privado como al público, ante la falta de acuerdos entre sindicatos y empresarios para subir los salarios

Manifestación de trabajadores del metal que protestan frente a la Global Steel Wire (GSW), a 9 de junio de 2022, en Santander, Cantabria.

Trabajadores del metal protestan frente a la Global Steel Wire (GSW), a 9 de junio de 2022, en Santander, Cantabria. Juan Manuel Serrano Arce / Europa Press

La llegada del verano y del periodo vacacional suelen traer consigo paz social. Pero este año no es el caso: durante las últimas semanas, las convocatorias de huelgas, paros y manifestaciones se han multiplicado. Afectan tanto al sector privado como al público y vienen provocadas, en su mayoría, por una misma causa: las dificultades para acordar subidas salariales satisfactorias para sindicatos y empresarios a la hora de renovar los convenios colectivos.

Los sindicatos están pidiendo a los empresarios subidas salariales que compensen el fuerte aumento de la inflación. Y exigen incluir en los nuevos convenios cláusulas de garantía salarial, anexos que garanticen que los trabajadores recuperarán el poder adquisitivo perdido, si no es ahora, a final de año. Una premisa que no aceptan los empresarios, argumentando que los altos precios también están perjudicando sus cuentas.

En este contexto, hay dos grandes huelgas que acaban de ser desconvocadas. Este lunes y tras 19 días de huelga los sindicatos del sector del metal en Cantabria alcanzaron un principio de acuerdo con la patronal para desbloquear el convenio, que afecta a más de 20.000 trabajadores. Acordaron una subida salarial del 3,5% para el pasado 2021, más una paga de 250 euros; de un 4,5% para 2022, y de un 3% para los dos años siguientes con cláusulas de revisión salarial sobre el IPC, como recogió Europa Press.

También quedó desconvocada la huelga del campo en Extremadura, asimismo, después de que la pasada semana los sindicatos alcanzasen un acuerdo con la patronal sobre el nuevo convenio. En su caso, han mantenido lo pactado hace año y medio, que quedó invalidado por un recurso judicial por un problema de representación patronal. Es un caso en el que el conflicto podría continuar: la organización agraria La Unión Extremadura aseguró el lunes que la situación económica de las explotaciones extremeñas «no permite la subidas salariales» aprobadas.

Por ahora también continúan en el aire la huelga del sector educativo en Cataluña, que ha venido realizando paros totales y parciales desde marzo hasta la pasada semana; la del sector del contact center o teleoperadores y la de los trabajadores de Correos, que buscan revertir los recortes en la empresa pública. Estas son las huelgas, paros y manifestaciones que hay convocados en España a día de hoy.

Huelga de easyJet y Ryanair

El sindicato USO ha convocado nueve jornadas de huelga para los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de easyJet de los aeropuertos de Barcelona-El Prat, Málaga y Palma de Mallorca. Están convocadas para los días 1, 2, 3, 15, 16, 17, 29, 30 y 31 de julio, con una duración de 24 horas, y buscan desbloquear la negociación de su convenio colectivo, según ha publicado Europa Press.

«Actualmente, los tripulantes de easyJet en España tenemos un salario base de 950 euros, que son 850 euros menos que el salario base de Francia o Alemania», ha criticado el secretario general de USO en easyJet Málaga, Miguel Galán.

Por su parte, los tripulantes de Ryanair están convocados a tres jornadas de huelga los días 24, 25 y 26 de junio, a la que también están llamados los trabajadores de la aerolínea en Bélgica, Portugal, Francia e Italia. La aerolínea se ha levantado de la mesa de negociación que estaba trabajando, desde hace ocho meses, en el primer convenio colectivo para sus empleados, con el que los sindicatos buscan que la compañía se acoja a la normativa española.

Huelga indefinida en Danone Girona y parcial en Quirón

Los 140 trabajadores de Aguas Danone en la planta Sant Hilari Sacalm (Girona) están llamados a una huelga indefinida a partir del 27 de junio para exigir incrementos salariales que mejoren el poder adquisitivo de la plantilla. Protestan porque aseguran que mientras que el convenio colectivo de Danone recoge las actualizaciones salariales del IPC, no sucede lo mismo con el de Aguas Danone.

En la misma línea, los trabajadores de Quirón Prevención, la división de prevención de riesgos laborales del grupo Quirón Salud, están llamados por primera vez a una huelga parcial de dos horas este jueves. CCOO, UGT y CSIF la han convocado para reivindicar un nuevo convenio, que está bloqueado desde hace año y medio. Exigen subidas salariales, la regulación del trabajo a distancia y protestan contra las elevadas «cargas» de trabajo de la plantilla.

Huelga en consultoras y tecnológicas

El sector de la consultoría y de las empresas tecnológicas están llamado a paros de dos horas este jueves que han convocado CCOO y UGT. Es una huelga parcial que, de nuevo, busca presionar a la patronal (Asociación española de empresas de consultoría, AEC) para negociar un nuevo convenio colectivo, ya que caducó en 2019 y está prorrogado, según informa elDiario.es. Las empresas tenían la intención de ampliar la jornada máximas legal a 12 horas diarias y eliminar los trienios, lo que ha provocado las denuncias públicas de los sindicatos.

Manifestación de funcionarios, policías y guardias civiles

Este miércoles, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) y Jusapol, la plataforma que agrupa a los sindicatos mayoritarios de Policía y Guardia Civil, exigirán ante el Ministerio de Hacienda una subida salarial. También lo harán ante las delegaciones de Gobierno de otras ciudades españolas, aunque por ahora no protestarán mediante la huelga.

Los funcionarios llevan semanas exigiendo a Hacienda que se reúna con ellos para negociar una subida de sueldo, en un momento de alta inflación. Pero en el Ministerio preocupa que aumentar los salarios de los empleados públicos contribuya a generar que los precios crezcan todavía más. En el caso de que el Gobierno no reaccione, el sindicato ha advertido de que las movilizaciones subirán de intensidad en septiembre.

Además de la subida salarial, CSIF reivindica la supresión de la tasa de reposición, la estabilización de plazas, mejoras en las condiciones de jubilación, la corrección de desigualdades retributivas entre administraciones, la actualización de las indemnizaciones por razón del servicio y la mejora en la atención sanitaria de las mutuas de funcionarios, informa Europa Press.

Las amenazas: del sector pesquero al de los transportistas

Son varios los sectores que amenazan con huelgas, aunque no las han convocado. El pesquero ya ha advertido de que sus negocios comienzan a ser insostenibles al actual nivel de precios, y compañías de armadores de gran calado, como la de Vigo, han alertado de «ceses de actividad» a corto plazo por el incremento de los costes energéticos y operativos. La Federación Nacional de Cofradías Pesqueras (FNCP) ya convocó una huelga general en marzo, que duró tres días, por la subida del precio del gasóleo.

Además, y aunque no se trata de una huelga, la Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías ha amenazado con nuevos paros como los que llevó a cabo en el primer trimestre si la regulación para evitar el trabajo por debajo de costes no está aprobada a final de mes, como ha publicado La Información. «La plataforma consultará a sus bases para que se refrende la reactivación del paro indefinido de transporte si a partir del 30 de junio no tenemos, si no la ley, un decreto ley, que proteja nuestros costes de explotación cuando realicemos un servicio», han afirmado.

Te puede interesar

Comentar ()