Economía

El Gobierno destinará 9.100 millones en ayudas al transporte, la luz, la gasolina y butano

Las medidas se extienden hasta el 31 de diciembre para frenar los costes de la energía

Varias mangueras de carburante, en una gasolinera

Varias mangueras de carburante, en una gasolinera.

9.100 millones de euros en ayudas. Esta es la cantidad que destinará el Ejecutivo de Pedro Sánchez para paliar los efectos inflacionarios derivados de la crisis energética. En el Consejo de Ministros extraordinario celebrado este sábado, el Gobierno ha extendido las medidas aprobadas el pasado abril y ha aprobado la rebaja del IVA al 5% en el recibo de la luz. También prolongarán los descuentos de 0,20 céntimos por cada litro que se reposte de carburantes.

«Este nuevo decreto supone un esfuerzo grande. Será superior a los 9.000 millones de euros, 5.400 millones en gasto, y 3.600 millones en reducción de ingresos. En total, con los dos decretos se habrá invertido cerca de 15.000 millones para hacer frente al impacto de la guerra», ha detallado el presidente del Gobierno.

Como principales ayudas destacan la del transporte y la limitación del precio del butano. En la primera de ellas, el Ejecutivo ha aprobado una rebaja del 50% de todos los bonos de aquellos medios de transporte que dependan del Estado, como es el caso de los cercanías de Renfe.

A su vez, aquellos pases que dependan de las administraciones locales y autonómicas se aplicará un descuento del 30%, que podrán ser ampliadas al 50% siempre que ayuntamientos y comunidades autónomas utilicen recursos propios de sus presupuestos. La medida estará vigente desde septiembre hasta diciembre del presente año.

Respecto al precio máximo del butano, Pedro Sánchez no ha dado a conocer el coste máximo de la bombona. Al igual que el resto de medidas, caducará el 31 de diciembre. «El tope a esta materia prima está pensada para aquellos habitantes de los entornos rurales, que utilizan el butano para caldear sus hogares», ha remarcado en rueda de prensa.

Con el objetivo de reforzar la protección a grupos más vulnerables, se mantienen las ayudas del Ingreso Mínimo Vital (IMV), la prohibición de suspender el suministro de energía, el tope a la subida de alquileres y que el aumento de costes energéticos no pueda suponer causa de despido en empresas que dependan de la Administración.

Te puede interesar

Comentar ()