Economía

El presidente del INE dimite tras las críticas del Gobierno al cálculo de la inflación y el PIB

El Ejecutivo de Pedro Sánchez había sido muy crítico con Rodríguez Poo por las cifras emitidas en los últimos meses

Juan Manuel Rodríguez Poo, presidente del INE. Europa Press

El presidente del INE, Juan Rodríguez Poo, ha comunicado este lunes su renuncia al cargo por «motivos personales» después de varios días de rumores sobre su cese por parte del Gobierno, según ha adelantado ABC.

Según ha podido confirmar este periódico, este mismo lunes por la tarde el encargado de cocinar los datos macroeconómicos de este país ha presentado la dimisión irrevocable y este martes se hará de manera oficial.

Desde hace varias semanas, se llevaba barruntando un nuevo cambio al frente del Instituto Nacional de Estadística después de que los ministerios económicos del Gobierno de Pedro Sánchez hubiera puesto en entredicho los cálculos de la inflación y del producto interior bruto (PIB). Cabe recordar que el IPC se ha disparado por culpa del encarecimiento de la energía ya que el litro de gasolina o el precio de la luz se han disparado hasta máximos históricos.

Esta decisión tiene la total oposición de la asociación de Estadísticos Superiores del Estado (Aese), que mostraban su preocupación en la tarde del lunes el posible cambio en la presidencia. «En las circunstancias actuales, un eventual cese del presidente del INE podría ser interpretado por la sociedad como un ataque a la independencia del instituto, motivado por el hecho de que las cifras publicadas por el INE de algunas estadísticas relevantes no están en sintonía con las previsiones económicas del Gobierno», aseveraban en un comunicado.

Cálculo del recibo eléctrico

Uno de los choques entre Rodríguez Poo y Gobierno, según confirman fuentes conocedoras de la dimisión, es el de la factura de la luz, que ha provocado que la cesta de la compra se encarezca notablemente.

El INE se había puesto como objetivo que a partir de 2022 se incluyeran todos los contratos de hogares de las tarifas acogidas al mercado libre, ya que en la actualidad hay más usuarios dentro de esta tarifa que la regulada. Sin embargo, esta decisión se ha ido demorando mes a mes.

Con esta nueva base de datos el organismo se aseguraba darle un mordisco al porcentaje que representa el recibo eléctrico dentro del cómputo de la cesta general ya que, en estos momentos, los usuarios que negocian directamente con las comercializadoras pagan el kilovatio a la hora más barato que los del mercado mayorista. 

Algo parecido sucedía con el crecimiento económico trimestral. El Gobierno y el INE no han coincidido en los últimos meses en los dígitos de crecimiento. El organismo, dependiente del Ministerio de Economía, ha rebajado la euforia mes a mes las perspectivas del Ejecutivo, situación que ha terminado por pasar factura a Poo.

Falta por conocer el nuevo dirigente que se pondrá al frente del INE. Si bien no ha trascendido el nombre, El Confidencial adelantó que Israel Arroyo será su sustituto. El que fuera secretario general de Seguridad Social presentó su dimisión la semana pasada como mano derecha de José Luis Escrivá.

Te puede interesar

Comentar ()