Economía

Bancos vs. clientes: todas las comisiones que cobran las entidades por productos básicos

Las comisiones de administración han pasado de 110 euros de media a 141,30 euros

Calle de bancos en España

Calle de bancos en España

El todo gratis ya no existe y buena prueba de ello es la oferta de los bancos. Las entidades han vivido una década con tipos en cero y en negativo, por lo que han tenido que organizar sus productos para no perder ingresos. Según datos del último Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España, las comisiones cobradas, especialmente de cuentas corrientes, han supuesto unos ingresos brutos de 12.676 millones de euros, el 40,40% del total de ingresos brutos de la banca (31.406 millones).

El propio Banco de España ha alertado sobre el elevado peso de los ingresos por servicios de pago que, aunque es una “fuente de ingresos significativa y estable”, por la demanda recurrente de estos servicios por parte de los clientes, es importante que se ofrezca un valor añadido, especialmente por la mayor competencia que estiman que llegará de nuevos operadores.

La Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) indica que todo apunta a que los bancos no van a renunciar a “esta beneficiosa” vía de ingresos en 2022. De hecho, la asociación asegura que los bancos han aumentado sus comisiones respecto a 2021 y advierten que la mayor subida se está viendo en dos productos básicos como son las cuentas y las tarjetas de débito.

De hecho, CaixaBank empezó a cobrar a los antiguos clientes de Bankia 36 euros por la tarjeta de débito, a pesar de tener vinculación en la entidad como nóminas o productos. Sin embargo, sí que ofrece gratis la tarjeta de crédito, ya que genera más ingresos para la entidad.

La práctica totalidad de los bancos ofrecen bonificaciones que llevan al no pago de comisiones o a disminuir las mismas, con lo que quedan fuera aquellos clientes que no pueden cumplir unos requisitos cada vez más presentes en el mercado.

De hecho, Asufin explica que las comisiones de administración han pasado de 110 euros de media a 141,30 euros, 31,30 euros más. Es decir, un 28,50% más que hace un año.

Si en el año 2021, algunas entidades habían subido de forma importante sus comisiones, como Banco Santander (subió 94 euros hasta los 240 euros), en 2022 entidades que no habían subido o lo habían hecho en menor cuantía han seguido esa senda: este es el caso de CaixaBank, que sube el coste de la tarjeta de débito hasta 50 euros (36 euros en el 2021) y de 240 euros anuales en cuenta (60 euros, en 2021), mientras disminuye la comisión por descubiertos o elimina la de ingresos de cheque.

De forma similar, Kutxabank pasa de 100 euros en 2021 a 120 euros en 2022 aunque elimina la comisión de ingresos de cheque. BBVA pasa de 100 euros a 160 euros y Abanca de 50 euros a 144 euros. Las opciones gratis, más allá de la vinculación, son muy limitadas. Banco Santander, por ejemplo, ha lanzado una cuenta online, sin comisiones ni requisitos, que se dirige a un reducido grupo de clientes que se manejan digitalmente.

Por lo que respecta a la vinculación, Asufin explica que ha habido un cambio importante con relación a las vinculaciones que hacen gratuitos tanto el mantenimiento de la cuenta como la tarjeta de débito, entre otros servicios. Si se exceptúa Banco Sabadell, el resto incorpora tramos de vinculación. De este modo, se segmenta mucho más al cliente, al tiempo que se obliga a cumplir mayores requisitos. Sólo los que lleguen a un elevado nivel de compromiso con la entidad podrán acceder a la gratuidad total de los servicios del banco.

Así, CaixaBank ha incluido dos niveles de vinculación. Un primer nivel en el que, si se cumplen los requisitos de ingresos o nómina por encima de los 20.000 euros anuales, cobra 60 euros anuales. En un segundo nivel, si además mantiene un saldo de productos de inversión de más de 20.000 euros o se ha realizado al menos tres pagos con tarjeta al mes, cuenta y tarjeta pasan a ser gratuitas.

Otro caso similar es Abanca, que ha elevado de forma importante sus comisiones hasta 144 euros al año, estableciendo tres niveles de vinculación. El premium, con requisitos muy altos que lleva a la gratuidad: además de domiciliar la nómina requiere o dos seguros mediados por Abanca o inversiones por 8.000 euros. El denominado plus, que no obliga a tener seguros, pero sí a mantener 30.000 euros de saldo y por el que se paga 44 euros al año. Y el último, que cobra 88 euros al año por domiciliar la nómina de más de 600 euros y tener un saldo de al menos 500 euros.

Comisiones por descubierto en las cuentas

A pesar de que se ha detectado un aumento en las comisiones, hay una esperanza, ya que se ha rebajado la cuantía que se paga por el descubierto en las cuentas. Según la asociación, esto se debe al movimiento de CaixaBank de no cobrar intereses por descubierto, lo que ha hecho que la media descienda al 6,04%, cuando hace un año era de un 6,77%. Siguen siendo las más caras las de Abanca, Bankinter, Kutxabank, Deutsche Bank e Ibercaja con un 7,50%.

En el lado de las comisiones, se mantiene la media del 4,50% pero bajan ligeramente los mínimos de 14,50 euros en 2021 a 14,18 euros en 2022. También desciende ligeramente la comisión de reclamación de descubierto que pasa de 38,50 euros a 37,91 euros.

Te puede interesar

Comentar ()